Qué es la resección transuretral (RTU) de próstata

La resección transuretral (RTU)  es una cirugía que se realiza cuando el paciente lleva una sonda vesical o tiene problemas al miccionar. Consiste en la extirpación de parte de la próstata, de un tejido que ha crecido de manera anormal y obstruye el cuello de la vejiga, dificultando la salida normal de la orina. Se realiza cuando hay un crecimiento benigno de la próstata, denominado adenoma, o uno maligno, llamado carcinoma.

La hiperplasia benigna de próstata es una enfermedad que afecta al 50% de los varones mayores de 50 años y  al 70% con más de 60 años. Actualmente la mitad de los pacientes que acuden a consulta de urología lo hacen por esta causa.

Procedimiento quirúrgico de la resección transuretral

La resección transuretral consiste en la introducción por la uretra de un aparato endoscópico denominado resector, que reseca y corta el tejido aumentado de volumen en pequeños trozos. Estas partes de tejido prostático obstructivo se extraen, mientras la parte externa de la próstata se mantiene. Lo eliminado es analizado en un laboratorio de anatomía patológica. Gracias a esta técnica se logra la resección de la hiperplasia prostática a través del conducto urinario, pudiendo ver la uretra, la próstata y la vejiga.

Posteoperatorio de la RTU

La RTU tiene un postoperatorio que va desde los dos días a la semana y durante ese periodo es posible que el paciente tenga que llevar una sonda ureteral puesta. Una vez retirada debe ir al baño por sí mismo, aunque al orinar puede que note escozor o ganas constantes de evacuar.

Algunas recomendaciones tras la cirugía son:

  • Dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Toma abundante de líquidos (al menos 2 litros al día).
  • Higiene diaria. Si tiene la sonda puesta no debe desconectarla de la bolsa. Se deben lavar bien las zonas genitales que están en contacto con la sonda, así como la parte del prepucio, que debe ser retraída para su completo lavado.
  • Cuidado de la sonda vesical, que no debe colocarse en el suelo ni desconectarse para su lavado. Debe vaciarse cada 6 horas.

Riesgos de la RTU

Esta intervención quirúrgica ofrece buenos resultados y suele realizarse con seguridad. Lo habitual es que el postoperatorio transcurra sin efectos secundarios. No obstante, a veces aparecen algunas como:

  • Poca mejoría en la calidad de la micción.
  • Imposibilidad de retirar la sonda, si es que el paciente la llevaba.
  • Aparición de estenosis uretral.
  • Incontinencia urinaria o urgencia miccional.
  • Estenosis uretral.

Los riesgos pueden incrementarse debido a las circunstancias de cada paciente. Así, la probabilidad aumenta cuando el paciente es diabético, hipertenso o tiene alguna cardiopatía.

El paciente debe acudir al médico si nota que la orina cambia de color, si le duele al orinar, si tiene fiebre o si la sonda está obstruida.

Esta intervención quirúrgica no tiene consecuencias en las erecciones ni disminuye el deseo sexual. No obstante el paciente debe saber que a partir de la misma tendrá lo que se denomina eyaculación retrógrada, en la que la cantidad de semen expulsado se reduce con respecto a la que liberaba antes de la cirugía.

Si tiene problemas al miccionar y le han recomendado realizarse una resección transuretral (RTU) de próstata en SaludOnNet tenemos la solución a sus problemas. Contamos con especialistas de primer nivel que le devolverán la calidad de vida perdida.

Cólico nefrítico. Síntomas, causas y tratamientos

El cólico nefrítico es una de las urgencias urológicas más frecuentes.  Se trata de un episodio de dolor de aparición repentina y severa que se localiza en la zona lumbar, por debajo de las costillas. El malestar también se irradia hacia el costado de la zona abdominal, así como a las zonas inguinales y genitales externas, afectando incluso a los testículos o labios mayores.

La principal causa son los cálculos renales y su duración varía en función de los casos. Un episodio puede durar de varios minutos a varias horas. Además pueden pasar horas o semanas desde que empieza el cólico hasta que se expulsa la piedra, por lo que es frecuente que se repita en días posteriores, mientras la persona no expulse los cálculos o piedras que tiene.

Principales síntomas del cólico nefrítico

El cólico nefrítico se produce sin previo aviso. El síntoma más frecuente y reconocible es el dolor intenso que la persona siente, de forma repentina, en la parte inferior de la espalda. Es un malestar que se extiende a la zona de la cintura y la ingle y llega hasta los genitales. Este dolor tiene las siguientes características:

  • Es tan fuerte que produce vómitos, taquicardias, mareos y sudores fríos.
  • No cesa con el reposo.
  • Produce molestias al orinar.

Causas del cólico nefrítico

El cólico nefrítico es la presentación clínica más frecuente de la litiasis renal. Se produce por una obstrucción aguda en el riñón o las vías urinarias, a causa de la aparición de cálculos o piedras. Los cálculos renales son cuerpos sólidos que se forman en los riñones a partir de sustancias presentes en la orina por la unión de diferentes minerales. Pueden permanecer en este órgano o bajar por los conductos urinarios. Si la piedra es de pequeño tamaño es expulsada por la orina sin que la persona se dé cuenta. Cuando es más grande puede quedar encajada en los uréteres, la vejiga o la uretra produciendo mucho dolor.

La incidencia del cólico nefrítico es mayor en el sexo masculino que en el femenino. De hecho, según se indica en el estudio Cólico Nefrítico en el servicio de urgencias. Estudio epidemiológico, diagnóstico y atiopatogénico se calcula que entre un 10 y 20% de los hombres y un 3 o 5% de las mujeres sufrirán al menos un episodio de este tipo a lo largo de su vida. Los antecedentes familiares e ingerir poco líquido son factores que precipitan la aparición de este episodio.

Diferentes tratamientos

El tratamiento del cólico nefrítico busca paliar el dolor con diferentes medicamentos analgésicos y ayudar a expulsar el cálculo. El tratamiento domiciliario consiste en la toma de antinflamatorios y analgésicos durante 5-6 días. Otras recomendaciones son:

  • Ingesta de abundantes líquidos, tomados poco a poco.
  • Aplicación de calor local en la zona o baño de agua a una temperatura de 39º
  • Reposo en cama cuando el dolor sea intenso.
  • Control por el médico.

Cuando la persona no es capaz de expulsar los cálculos por si solo el médico puede optar por romperlos utilizando tratamientos como:

  • Litotricia por ondas de choque. Con esta técnica se logra romper la piedra en pedacitos.
  • Cistoscopia. Consiste en la introducción por la uretra de un fino tubo llamado cistoscopio, con el que se puede observar el interior de la uretra y la vejiga para localizar la piedra.  
  • Nefrolitotomía percutánea. Consiste en la introducción de una pequeña herramienta en el riñón a través de un corte en la espalda.

Dieta y secuelas del cólico nefrítico

En cuanto a la dieta para un cólico nefrítico se recomienda eliminar la sal y huir de las comidas picantes. Asimismo se aconseja tomar alimentos con calcio con normalidad, como el queso la leche y los yogures, y optar por una alimentación baja en grasas.

El cólico nefrítico termina cuando se expulsa la piedra que causa la molestia, sin dejar ningún tipo de secuelas. No obstante si evoluciona y no se trata correctamente hay riesgo de padecer infecciones de orina o pielonefritis (infección de la uretra que afecta a los riñones).

Si crees que estás teniendo un cólico nefrítico, te han diagnostica piedras en el riñón o eres una persona con propensión a tener este tipo de episodios lo mejor es que el urólogo realice un seguimiento de tu caso. En SaludOnNet contamos con especialistas por toda España dispuestos a ayudarte.

Consejos para mejorar la calidad del semen

Una de las causas de infertilidad en el hombre es la baja calidad del semen. Este líquido es una mezcla de secreciones de los testículos y los epidídimos, junto con otras de la próstata, las vesículas seminales y las válvulas bulbouretrales. Aparece en el momento de la eyaculación y contiene espermatozoides en suspensión. Un cambio en el estilo de vida puede mejorar su calidad.

El análisis del semen puede aportar información sobre los posibles problemas que tiene un hombre para concebir hijos. No obstante no llega a ser determinante para saber si es fértil o no. Por ese motivo hay que atender a otros factores como el tiempo que lleva siendo estéril, la historia conjunta de ambos miembros de la pareja, la edad de la mujer y el estado de sus órganos reproductores.

Características del semen

Según el Manual de Andrología de la Sociedad Española de Fertilidad el semen se puede clasificar teniendo en cuenta diferentes parámetros. Los principales son:

  • Volumen seminal. El volumen de esperma que un hombre ha eyaculado se mide en mililitros, con la ayuda de una pipeta de laboratorio. Lo recomendable es 1,5 mililitros de semen por cada eyaculación.
  • Movilidad de los espermatozoides. Existen cuatro grados distintos: inmóviles, móviles no progresivos y móviles progresivos (ya sean lentos o rápidos).
  • Concentración espermática. Se basa en el cálculo del recuento de un número suficiente de células y en el análisis de duplicados. Si existe azoospermia o ausencia de espermatozoides se recomienda analizar un mayor volumen de semen.
  • Anticuerpos espermáticos. Existen exámenes para evaluar la proporción de espermatozoides vivos (móviles) con anticuerpos (IgG y la IgA) unidos. Uno de ellos es la prueba de inmunocitoadherencia, que puede realizarse directamente en semen o en espermatozoides lavados.

Los defectos espermáticos se pueden clasificar en función la ubicación de los mismos: cabeza, cuello y pieza intermedia, cola y gotas citoplasmáticas. Hay espermatozoides que pueden tener más de un defecto.  

Factores para la calidad del semen

La mejora de la calidad del semen va ligada a una vida saludable, con buenos hábitos tanto en la alimentación como en el estilo de vida. En la Clínica Mayo señalan cuáles pueden ser las principales medidas que deben tomarse son:

  • Control de peso. Es importante que el índice de masa corporal no aumente por encima de las cifras recomendadas. Un IMC alto está relacionado con unos espermatozoides con menos movilidad.
  • Frutas y verduras como base de la alimentación. Cualquier alimento que sea antioxidante ayuda a mejorar la calidad del semen.
  • Prevención de enfermedades de transmisión sexual. Algunas ETS pueden ser las causantes de la infertilidad masculina.
  • Llevar una vida calmada. Evitar el estrés y la ansiedad, para que no repercutan negativamente en los espermatozoides.
  • Realizar ejercicio. Llevar una vida sedentaria puede proteger el esperma.

Asimismo existen hábitos que no son saludables y hay que dejar para mejorar la calidad del semen. Son algunos como el tabaco, el alcohol, las toxinas, la ropa muy ajustada y la automedicación. Todo ello influye negativamente en la calidad y volumen de los espermatozoides. Asimismo, hay tratamientos médicos agresivos como la quimioterapia o la radioterapia que pueden generar infertilidad. En estos casos los médicos recomiendan extraer semen de manera previa al tratamiento.

Si quieres consejos para mejorar la calidad del semen puedes acudir a consulta médica con un urólogo para que te oriente. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestas a ayudarte, sin esperas y con todas las facilidades.

Semen amarillo: qué puede ser y cómo actuar

Tener el semen amarillo es más frecuente de lo que pensamos. No es un problema grave y muchas veces está producido por la falta de eyaculación durante un tiempo prolongado, provocando que los espermatozoides muertos cambien de color el esperma. Asimismo también está relacionado con la existencia de restos de orina en la uretra. Otra causa puede ser la dieta , puesto que algunos alimentos hacen que el esperma pierda su aspecto original .

Semen de color anormal

El semen normal presenta un color blanquecino o gris claro y una apariencia homogénea y tiene un volumen de entre 1,5 y 6,8 mililitros. Pero hay veces que los hombres, al eyacular, se sorprenden porque el esperma tiene un color diferente. En la mayoría de los casos no es señal de alarma, pero se recomienda acudir al médico para que realice un diagnóstico preciso. Cada color o aspecto tiene un significado concreto:

  • Traslúcido: Está relacionado con una baja concentración espermática.
  • Color amarillo: se produce cuando hay casos de leucocitosis (pioespermia). También en pacientes con ictericia o que toman ciertas vitaminas.
  • Color marrón: es una señal que indica presencia de sangre hemolizada, como consecuencia de una vesiculitis o prostatitis.
  • Color rojo: Indica presencia de sangre (hemospermia por traumatismo o neoplasia de las vías seminales). Generalmente está relacionado con problemas benignos que suelen desaparecer rápido.

Causas del semen de color amarillo

Cuando el esperma, líquido en el que se encuentran los espermatoizoides, se vuelve de color amarillento puede deberse a distintas causas. Las más frecuentes son:

  • Largo periodo sin eyacular. Generalmente, cuando el hombre vuelve a tener eyaculaciones de manera frecuente el semen recupera su color habitual.
  • Presencia de orina que ha quedado retenida en la uretra. Cuando esto sucede la orina pasa por el conducto llevando también semen, lo que hace que se vuelva de color amarillo. Es frecuente en infecciones del tracto urinario o patologías como la hiperplasia benigna de próstata . En estos casos va acompañado de dolor y ganas frecuentes de miccionar.
  • Envejecimiento. Con el paso de los años el semen cambia de color, pero no en todas las eyaculaciones. No obstante, en ningún caso afecta a la fertilidad.
  • Ictericia. Al igual que las personas que padecen esta enfermedad ven como su piel se vuelve más amarilla, lo mismo sucede con el semen. Esta patología se produce por la existencia de un exceso de secreción de bilirrubina , sustancia amarilla que se encuentra en la sangre y se desarrolla en la bilis. La ictericia aparece cuando la producción de bilirrubina supera los 2-3 mg/dl.  
  • Leucocitospemia o piospermia. Surge cuando hay un elevado número de leucocitos en el semen. Esto es producido por infecciones, ETS como la clamidia o el herpes o enfermedades autoinmunes, entre otras.
  • Infección de próstata. Está causada por bacterias que llegan a la próstata a través de la orina y producen semen color amarillo.
  • Tabaco, alcohol y dieta. El abuso de determinadas sustancias nocivas para la salud hace que el semen cambie de color, volviéndose más amarillo. Asimismo la dieta también influye. Hay alimentos ricos en azufre que propician la tinción amarilla como la cebolla, el ajo, el huevo, el brócoli o el aguacate. En estos casos se recomienda disminuir su ingesta y beber mucho agua.

En procesos de fertilidad debe utilizarse solo el semen de apariencia normal. El semen amarillo o descolorido debe ser descartado, porque cuenta con células de esperma anormales y una capacidad para fertilizar más limitada y, en ocasiones, ausente.

Ante la presencia de semen amarillo es importante acudir al médico para que realice un diagnóstico y ponga un tratamiento ajustado a la patología que el hombre tenga. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte, sin esperas y a precios asequibles.

Qué es un hidrocele testicular, por qué se produce y cómo se trata

Qué es un hidrocele testicular y por qué se produce

El hidrocele es la acumulación de líquido en la zona del escroto. Esta patología puede ser congénita o adquirida. En el primero de los casos se da en el 6% de los bebés que nacen a término y en un porcentaje superior en los prematuros. Se produce porque el canal por el descienden los testículos desde el abdomen al escroto no se cierra cuando el feto está dentro del útero. Al quedar abierto el líquido drena y se queda atrapado en el escroto, haciendo que la zona se abulte y aparezca el hidrocele.  

Cuando es adquirida el causante suele ser un desequilibrio entre la capacidad de secreción y reabsorción. Las infecciones y los traumatismos son, en muchas ocasiones, los responsables del aumento de producción de líquido. Sin embargo en la mayoría de los casos en los que disminuye la reabsorción el origen es idiopático.

El hidrocele también puede ser un efecto secundario de enfermedades como la orquitis, epidídimitis, hernias inguinales o traumatismos. Tal y como muestran los estudios, terminan con hidrocele las siguientes patologías:

  • Casi el 10% de las neoplasias testiculares.
  • El 20% de las torsiones testiculares.
  • Un 13% de los pacientes que se han sometido a una intervención de varicocele.

Cómo se diagnostica un hidrocele

La historia clínica y el examen físico ayudan al médico a ver si hay presencia de líquido en el escroto. El principal síntoma cuando aparece el hidrocele es la hinchazón testicular, que se inflama en forma de huevo. Lo normal es que el hidrocele sea indoloro y tenga un crecimiento lento y simétrico. Aunque puede aparecer en ambos testículos, es más frecuente que lo haga en el derecho. El especialista en consulta comprueba que la luz atraviesa la lesión, que puede palpar el testículo sin ningún problema, que no duele y que no se trata de una torsión testicular. Cuando el tamaño cambia es probable que se deba a una hernia inguinal. En caso de duda se pueden utilizar técnicas diagnósticas como la ecografía.

En los bebés el hidrocele se puede extender por el cordón espermático y es reconocible porque durante la noche aumenta y durante el día disminuye.

Cómo se trata un hidrocele

El tratamiento del hidrocele no es urgente y solo se opera en los casos en los que esté asociado a una hernia. Asimismo varía en función de la edad del varón y del tamaño del hidrocele:

EDAD

  • En los lactantes se recomienda observación durante el primer año de vida, ya que en la mayoría de los casos desaparece de manera espontánea.

TAMAÑO

  • En los casos en los que el volumen del líquido escrotal es pequeño y no hay síntomas no necesita que sea tratado.
  • Cuando el tamaño es grande y hay riesgo de que pueda atrofiar el testículo al impedir el flujo vascular hay que operar. La intervención quirúrgica en el adulto es sencilla y se realiza de manera ambulatoria.

La operación se puede realizar con anestesia general o regional. Al ser el hidrocele una acumulación de líquido en el escroto, la cirugía consiste en la extracción de ese líquido a través de una pequeña incisión en la zona del escroto o en la parte inferior del abdomen. Asimismo también se procede al cerramiento del conducto que ha permitido que el líquido haya pasado. Tras la operación es frecuente que se le coloque al paciente un drenaje y se vende la zona.

Si crees que tienes un hidrocele acude al urólogo para que realice el diagnóstico y te informe sobre si es necesario o no operar. En SaludOnNet tenemos consultas médicas en toda España, sin esperas y a unos precios muy asequibles.

Cómo prevenir y tratar la próstata inflamada (prostatitis)

La prostatitis es una patología que se produce cuando se inflama la próstata. Ocurre como consecuencia de una infección  bacteriana genital y urinaria que ha sido tratada con antibióticos y que causa trastornos urinarios y de la eyaculación. Afecta a la calidad de vida del hombre y puede alterar la movilidad de los espermatozoides y por consiguiente, la fertilidad masculina.

(más…)

Página siguiente »