Objetivo: aumentar el diagnóstico precoz en los celiacos

celiacos

La enfermedad celiaca está causada por el daño que la ingestión de gluten produce en el intestino delgado al no ser capaz, este órgano, de absorber el conjunto de proteínas que lo forman. El gluten está presente en alimentos como el trigo, la cebada, el centeno y la avena y todos los productos elaborados con estos ingredientes, por lo que las personas celiacas deben evitar ingerir cualquiera de estos alimentos.

Según los datos de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España el 1% de la población es celiaca, unas 500.000 personas. Es una enfermedad que afecta a las mujeres en una proporción de 2 a 1. No obstante, hay muchas personas que lo son y no lo saben, sufriendo consecuencias inncesarias. Se calcula que un 75% de pacientes están sin diagnosticar, porque hasta hace poco se creía que esta enfermedad sólo se manifestaba de una única forma. Ahora se tiene la certeza de que no es así, al haber personas que la tienen y son asintomáticas. La celiaquía ha dejado de ser una patología infantil, al diagnosticarse la mitad de los casos en personas mayores de 40 años. Además en los últimos años también ha aparecido un nuevo concepto, la sensibilidad al gluten, que padece el 10% de la población.

Cómo saber si eres celiaco

Los síntomas más frecuentes son: vómitos, diarrea, pérdida de peso y apetito, dolor abdominal, anemia y alteraciones del carácter como apatía, irritabilidad o tristeza. Pero como hemos dicho no son los únicos, por lo que a veces es complicado llegar a un diagnóstico. Antes valía con un examen clínico y  una analítica que incluía marcadores serológicos de la enfermedad. Ahora, para llegar un diagnóstico certero, hay que realizar una biopsia intestinal en pacientes que aún sigan tomando gluten en su dieta.

Una vez detectada la enfermedad el tratamiento es sencillo, pero no barato: eliminar el gluten de la dieta. Pero hay demasiados alimentos cotidianos que lo llevan, por lo que es importante estar muy pendientes a la hora de hacer la compra. Las personas celiacas consumen alimentos libres de gluten (pan y cereales) y naturales, que por lo general son muchos más caros que el resto.

En los últimos años han aumentado los supermercados que venden productos “gluten free” a precios más asequibles que antes, aunque siguen siendo más caros que los que sí lo llevan. De hecho se sabe que una familia con un celiaco gasta cerca de 1500 euros más al año que otra que no tenga a ningún miembro con esta enfermedad. Las asociaciones de celiacos siguen pidiendo que se regulen los precios y que aumente la seguridad en el etiquetado de los productos. También que existan menús sin gluten en los restaurantes, para que puedan salir a comer fuera de casa sin miedo.

Asimismo luchan para que se realice un diagnóstico precoz, que evite el riesgo de que se desarrollen otras enfermedades. Insisten en la importancia que tiene que las personas celiacas eliminen por completo el gluten de sus dietas, ya que se ha conocido en estudios recientes que el 50% de quienes padecen esta enfermedad no llevan una dieta 100% sin gluten, ya sea de manera voluntaria o involuntaria.

Si notas que tienes algunos de síntomas antes mencionadas es el momento de acudir al médico para conocer si tienes algún tipo de intolerancia.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad