Síntomas y tratamiento de la bronquitis

bronquitis

La bronquitis aguda es una enfermedad de las vías respiratorias inferiores. Se produce por la inflamación de los bronquios, la tráquea y los bronquiolos y se presenta con cambios inflamatorios temporales, la aparición de un edema bronquial y moco, que logran obstruir las vías respiratorias. La principal manifestación es la tos, con esputo o sin él, seguida de dificultad respiratoria y presión en el pecho. Esta enfermedad afecta a un 5% de la población adulta y se produce sobre todo en los meses de frío, cuando las temperaturas bajan y aumenta la humedad.

El diagnóstico de la bronquitis es clínico. Por lo general el médico comprueba cómo es el moco y/o el esputo y solicita la realización de una placa de tórax, para saber si está ante una bronquitis o una neumonía. Es importante realizar un diagnóstico precoz, puesto que comparte muchos de los síntomas del resfriado.  No obstante, hay señales que ayudan a determinar la enfermedad y que la diferencian de aquella proveniente de las vías respiratorias altas. El médico también puede realizar una espirometría, para conocer la capacidad pulmonar de la persona.

Qué lo produce y síntomas

Lo más habitual es que la bronquitis esté producida por un virus respiratorio. Dependiendo de la época del año pueden ser virus respiratorios de resfriado común como el rinovirus, virus del tracto respiratorio inferior como el virus influenza y, más raramente, el herpes simple o la rubeola. Se transmiten por el aire al toser o por contacto físico. Por eso es muy importante lavarse las manos con asiduidad para evitar el contagio. En niños la bronquitis puede estar causada por una bacteria.

Pero los responsables de la bronquitis no siempre son virus o bacterias. En ocasiones tiene que ver con fumar de forma prolongada en el tiempo, con la inhalación de sustancias tóxicas o con la contaminación del aire.

Los principales síntomas de la bronquitis, que se resuelven en un plazo máximo de 10 días, son:

  • Tos, productiva o improductiva. Puede conducir a un dolor torácico y es el único síntoma que puede durar más de tres semanas.
  • Aparición de sibilancias o sonido silbante en el pecho que se produce durante la respiración.
  • Dificultad respiratoria.
  • Fiebre.
  • Dolor faríngeo.
  • Congestión y moco nasal.

Tratamiento de la bronquitis

En pacientes con bronquitis aguda el tratamiento es sintomático. Hay que seguir algunas pautas específicas. A continuación especificamos las más importantes:

  • Para los pacientes que presentan síntomas similares a los que un catarro es positivo la toma de analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios no esteroideos.
  • Los antitusivos y expectorantes son útiles y pueden ser utilizados como tratamiento a corto plazo para aliviar los síntomas de la tos seca.
  • Sólo hay que utilizar broncodilatadores cuando estén afectadas las vías respiratorias. Ayudan a disminuir los síntomas, pero no tienen efecto sobre la evolución de la enfermedad.
  • No hay que tomar antibióticos. Está comprobado que no disminuyen el tiempo de la enfermedad ni palian sus síntomas. La bronquitis suele estar producida por virus y el uso descontrolado de los antibióticos sólo ayuda a que las bacterias se hagan resistentes.
  • Algunos antivirales son efectivos contra el virus influenzae, aunque su beneficio no es muy notable.
  • Tener hábitos saludables como dejar de fumar, ingerir mucho líquido y no estar en lugares de ambiente seco ayudan en la prevención y la recuperación de la bronquitis.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad