Cómo actuar cuando un niño se golpea la cabeza

niño se golpea la cabeza

Seguro que en alguna ocasión le hemos oído decir a algún padre que va a sacar a su hijo a la calle con casco, para evitar que se dé golpes en la cabeza. Y es que los más pequeños, hay veces que parece que tuvieran un imán con el suelo que les hace caer una y otra vez y darse con fuerza en la zona más sensible del cuerpo.

Los traumatismos craneoencefálicos (TCE) son una de las consultas frecuentes en pediatría. Se trata de lesiones que afectan a las estructuras craneales o intracraneales. En los niños en edad preescolar se dan en forma de caídas desde los brazos de un adulto, la cama, la silla o las escaleras. Cuando son un poco más mayores la bicicleta y la práctica del resto de deportes suelen ser los culpables. Ya en la adolescencia los accidentes de tráfico, desgraciadamente, ocupan un lugar señalado.

¿Qué debemos hacer?

Lo primero, cuando se produce un golpe en la cabeza, es acudir al pediatra. El médico diferenciará los traumatismos leves, moderados y graves en base a una escala denominada Glasglow, que evalúa el nivel de consciencia de los seres humanos en base a tres parámetros: apertura ocular, respuesta verbal y respuesta motora. Este dato es un importante indicador del grado de traumatismo que presenta la persona.

El médico es frecuente que realice preguntas como la edad del niño, si ha existido pérdida de consciencia, en caso afirmativo durante cuánto tiempo y si presenta algún síntoma como vómitos, cefaleas o convulsiones.

En el caso TCE leves y considerando la edad del niño (si es mayor o menor de 1 año) el especialista tomará una u otra medida en función de diferentes parámetros. Por lo general, en los casos más leves se da el alta con observación domiciliaria. Cuando existen síntomas neurológicos o hematomas en el cuero cabelludo se suele prescribir la realización de un TAC y en ocasiones se opta por ingresar al niño para observación hospitalaria.

Vigilar al pequeño en casa es fundamental, aunque el golpe haya sido leve. Es importante despertarlo cada dos horas durante la noche, si se trata de un bebé, y cada cuatro horas si es más mayor. Además hay que tener en cuenta que si aparecen síntomas como vómitos repetidos, dolor de cabeza intenso, convulsiones, desorientación o pérdida de fuerza en brazos y piernas es importante volver al médico de manera urgente.

Para el caso de los traumatismos más graves el especialista realiza una exploración de las constantes vitales (tratando de mantener la vía aérea, la ventilación y la circulación), una exploración neurológica (corteza cerebral, tronco cerebral y fondo de ojo) y una exploración de cabeza. Asimismo lo más normal es que solicite un TAC craneal.

En atención primaria sólo se suelen atender los TCE leves. En el caso de los moderados y graves lo normal es que se trasladen a un hospital para una mejor atención. Por mucha precaución que se tenga con los niños, los golpes en la cabeza son accidentes, en muchas ocasiones, difíciles de evitar. Si le ocurre a su hijo pida consulta con el pediatra rápidamente. Una atención a tiempo muchas veces es un seguro de vida.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad