Qué son las agujetas y cómo se pueden tratar

  • Las agujetas aparecen en la unión del músculo y el tendón, pero a veces se extienden por todo el músculo
  • Lo mejor para evitar las agujetas es entrenar de forma continuada

En los últimos años ha aumentado la práctica deportiva por los beneficios que para la salud supone. Estar en buena forma física es muy positivo, pero también conlleva la aparición de algunos efectos secundarios  como las agujetas o el flato, que muchas veces desaparecen solos. Las agujetas son dolores musculares de carácter difuso que hacen su aparición tras realizar ejercicio de manera prolongada y con gran intensidad, en personas que no están suficientemente entrenadas.

Cómo duelen las agujetas

El dolor de las agujetas, llamadas así por su parecido al de unas finas agujas que se clavan en el músculo, es una sensación subjetiva que comienza a sentirse entre las 24 y 48 horas después de realizar ejercicio y puede durar hasta 7 días. Esto sucede porque los músculos están contracturados y duelen con solo tocarlos, independientemente de que la persona esté en movimiento o quieta. Es muy frecuente que se sientan más agujetas al segundo día de haber realizado ejercicio.

La molestia aparece en la zona de inserción, en la unión del músculo y el tendón, pero en ocasiones también se extiende por todo el recorrido del músculo. Causa que el músculo afectado se quede sin fuerza. Es un dolor que, una vez llega a su cénit, empieza a desaparecer poco a poco. La recuperación se empieza a notar a pierda fuerza partir de la segunda semana.

¿Por qué aparecen las agujetas?

Según se pone de manifiesto en el artículo “Contracturas, calambres y agujetas”, escrito por J C. Duró Pujol, del Departamento de la Universidad de Medicina Rematolófica de la Universidad de Barcelona, existen cuatro teorías que explicarían la aparición de las agujetas:

  • Acumulación de lactato en el músculo. Se basa en la creencia de que el aumento de producción de ácido láctico en el cuerpo tras realizar deporte de alta intensidad hace que se acumule lactato en el músculo llegando a cristalizar. Pero esta teoría, muy extendida, pierde fuerza porque se sabe que no hace falta realizar ejercicio muy intenso para tener agujetas y que no es tanto el lactato que se acumula tras realizar deporte.
  • Espasmo muscular producido por contracciones musculares intensas.
  • Aumento de la temperatura tras el ejercicio, que produce una necrosis de las fibras musculares.
  • Lesión músculotendinosa en la que primero se produce una lesión de fibras justo después de hacer ejercicio y 24 horas después se empieza a regenerar el tejido destruido.

Cómo tratar las agujetas

Cuando el cuerpo está acostumbrado a realizar ejercicio de manera habitual es más difícil que se tengan agujetas. Por eso, lo mejor para evitarlas es entrenar de forma continuada. Otros consejos a tener en cuenta son:

  • Es muy importante calentar y estirar antes y después de realizar ejercicio para evitar lesiones, aunque en la mayoría de los casos esta práctica deportiva no evita la aparición de agujetas.
  • No hay que olvidar el enfriamiento después de una actividad intensa, es decir una rutina con ejercicios más suaves para terminar.
  • Es cierto que las agujetas se quitan con más entrenamiento. Lo recomendable es realizar el mismo ejercicio que las ha producido, pero en menor intensidad y sin ningún peso. 
  • La aplicación de hielo sobre la zona afectada ayuda a evitar la aparición de agujetas. Debería realizarse en las zonas más propensas durante al menos 10 minutos, tras la finalización del ejercicio.
  • Los masajes deportivos alivian las agujetas.
  • En el periodo inicial la toma de paracetamol y de antinflamatorios no esteriodeos (AINE) como el ibuprofeno ayudan a recudir las molestias.
  • Se recomienda una buena hidratación y nutrición para que las molestias desparezcan lo antes posible.

Si tienes agujetas y quieres el consejo de un profesional acude a consulta con un especialista en traumatología. En SaludOnNet contamos con médicos dispuestos a ayudarte para que tu salud sea lo más importante.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad

1 comentario"

  • Juan Vic dice: 10 diciembre, 2019

    Una conocida mía me recomendó -en este caso me refiero al «footing»- que, tras bastante tiempo sin ir a correr, fuera un segundo día a repetir el ejercicio del día previo. He seguido este consejo desde entonces, y no he vuelto a padecer agujetas tras ir a correr después un largo periodo de inactividad. También me iba bien tomar horas antes varias cucharadas de azúcar disueltas en agua caliente en una jarra de medio litro.