Pros y contras de correr a partir de los 40

  • Antes de empezar a correr es recomendable realizarse un chequeo médico.
  • El running fortalece el corazón, combate el estrés y ayuda a dormir mejor.

El atletismo popular ha crecido exponencialmente en los últimos años. Cada vez son más las personas que se animan a iniciarse en el running, sobre todo a partir de los 40 años. De hecho, muchos atletas logran sus mejores marcas durante esta década. Y es que el hecho de envejecer no significa tener que renunciar a ser competitivo. Es una manera de estar en forma y mantenerse activo, pero es importante hacerlo con cabeza, para evitar posibles daños y lesiones.

Prepararse para correr

Las personas, sobre todo a partir de una edad, deben ser conscientes de sus limitaciones y no iniciarse en el running sin estar en buen estado de salud. No hay que apuntarse a correr porque se quiera estar en forma, tener más resistencia o perder kilos, sino que hay que estar en buena forma para empezar a correr. Es importante el peso corporal y tener una buena técnica para evitar las lesiones.

Quienes tienen sobrepeso, una mala condición física, llevan mucho tiempo inactivos, no tienen técnica y cuentan con poca movilidad articular tienen más riesgo de tener una lesión. En estos casos lo fundamental, antes de empezar con el running, es:

  • Realizar un calentamiento adecuado.
  • Comenzar a caminar antes de empezar a correr. Se recomienda una caminata diaria a paso ligero de unos 30 o 40 minutos para mejorar la condición física.
  • A continuación, se pueden subir escaleras e ir elevando la intensidad poco a poco.
  • Fortalecer los músculos de las piernas para que aguanten el peso del cuerpo y evitar una lesión.
  • Tener un calzado adecuado y cómodo para rendir.

También se recomienda realizar un chequeo médico en el que se incluya una prueba de esfuerzo o ergometría.

Ventajas y desventajas de correr

Correr a partir de los 40 tiene muchas ventajas, por eso lo hace mucha gente. Las principales son:

  • Fortalece el corazón, mejorando el sistema cardiovascular. También es bueno para los sistemas respiratorio, metabólico e inmunológico.
  • Favorece el cambio de hábitos, apostando por una vida más saludable, tanto en la alimentación como en el ejercicio físico. Esto ayuda a reducir el colesterol malo.
  • Afianza los músculos y aumenta la masa muscular.
  • Ayuda a controla el peso y modifica el cuerpo, reduciendo grasa y aumentando músculo.
  • Mejora la autoestima y combate el estrés.  
  • Ayuda a relajarse y mejora el humor, gracias a las endorfinas que se generan.  Ayuda a conciliar el sueño.
  • Fomenta las relaciones interpersonales, al salir a correr en grupo.

No todo son cosas buenas. También hay “peros” que hay que tener en cuenta. Entre las desventajas que encontramos están:

  • Problemas articulares, debido al impacto.
  • Lesiones como hernias de disco, tendinitis o problemas en las rodillas.
  • Debilita el suelo pélvico. Las mujeres que ya lo tienen debilitado no deberían correr, sino realizar ejercicios para fortalecerlo.
  • Sobrecarga la zona lumbar, causando lumbalgias.

Tips para correr mejor

Una vez conseguida una técnica adecuada y un buen estado de forma se puede empezar a correr a partir de los 40. Esto debe de ir acompañado de una buena alimentación y un equilibrio mental. Los especialistas aconsejan:

  1. Alimentación saludable. Comer sano siempre es importante, pero más según se van cumpliendo año. Una dieta para hacer ejercicio debe tener:
  2. Alimentos ricos en proteínas como los huevos, la carne de vaca, el pollo y las legumbres. Son necesarios para que el cuerpo repare los tejidos dañados al entrenar y para mantener la masa muscular.
  3. Vitaminas y minerales como las frutas y las verduras. El ácido fólico, el potasio y la vitamina C ayudan a aumentar el rendimiento.  
  1. Respetar la recuperación del cuerpo. Los músculos y tejidos tendinosos necesitan un tiempo para recuperarse tras un entrenamiento intenso o una carrera partir de los 40 el cuerpo tarda más en recuperarse. Se pueden aplicar terapias como los masajes deportivos, los estiramientos, sesiones de yoga…etc. El objetivo es acelerar y estimular la recuperación de los tejidos a partir de una mayor irrigación sanguínea.
  2. Entrenamientos cruzados. Al cumplir años el cuerpo empieza a perder masa muscular. Por este motivo es importante incorporar varias rutinas de entrenamiento de fuerza.
  3. Estar motivado. En ocasiones es bueno salir de la zona de confort para no caer en el aburrimiento.

Si tienes más de 40 años y estás pensando en empezar a correr te recomendamos que consultes con tu médico y te realices un chequeo para comprobar que todo está correcto. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte en lo que necesites.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad