Para qué sirven las plantillas ortopédicas

plantillas

Los pies son los grandes olvidados en temas de salud. Las personas van con frecuencia al especialista a hacerse una revisión dermatológica, ginecológica o simplemente al médico de familia, pero se olvidan de las extremidades inferiores hasta que empiezan a molestar. Lo malo es que cuando esto ocurre surgen problemas importantes, puesto que todo el cuerpo se ve afectado y desequilibrado. 

En los últimos años los podólogos cada vez están realizando más trabajos de ortopedia para eliminar los dolores que las personas presentan en los pies. Lo más demandado son las plantillas ortopédicas u órtesis plantares. 

Qué son las plantillas ortopédicas

Las plantillas ortopédicas son dispositivos diseñados para proporcionar apoyo, corrección y alivio para una variedad de problemas relacionados con los pies, las piernas y la columna vertebral. Son unos moldes realizados manualmente y de manera individualizada que sirven para corregir malas posturas. Se colocan dentro del calzado y ayudan a corregir y aliviar patologías, así como a mejorar la calidad de vida del paciente, ya que permiten andar sin molestias. Están hechas a medida para adaptarse a la forma única del pie de cada persona, por lo que puede darse el caso de que varias personas tengan la misma molestia o patología, pero no de que sus plantillas sean iguales, ya que cada pie, cada pisada, es diferente. 

Pueden estar compuestas de varios materiales como espuma, gel, plástico (polipropileno) o resinas, dependiendo de las necesidades específicas del paciente. Estos dispositivos son recomendados por profesionales de la salud como médicos, podólogos y fisioterapeutas, para tratar y prevenir una variedad de problemas relacionados con los pies, las piernas y la columna vertebral.

Para qué sirven las plantillas ortopédicas: cuando usarlas

Las órtesis plantares se utilizan para tratar una amplia gama de patologías y afecciones que afectan a los pies y a otras partes del cuerpo. Algunas de estas patologías incluyen:

  • Pie plano. Es una condición en la que el arco del pie toca completamente con el suelo. Las plantillas ortopédicas para pies planos pueden proporcionar un soporte adicional al arco del pie y mejorar la alineación de los huesos, lo que a su vez puede reducir el dolor y la incomodidad asociados con el pie plano.
  • Fascitis plantar. Es una inflamación del tejido conectivo en la planta del pie, que causa un dolor intenso en el talón. Las plantillas para fascitis plantar pueden ayudar a aliviar la presión sobre el talón y proporcionar amortiguación adicional, reduciendo así el dolor y favoreciendo la recuperación de esta condición.
  • Pie cavo. Un pie cavo es una anomalía de la anatomía del pie en la que el arco plantar (la parte interna del pie) está más elevado de lo normal. Así, es menor el área del pie que hace contacto con el suelo al caminar o correr. Las plantillas para pie cavo o plantillas para pie cóncavo tienen la función de proporcionar amortiguación y distribuir de manera adecuada la presión en toda la planta del pie. Además, ayudan a aliviar dolores y molestias causados por la falta de soporte adecuado en el arco del pie. Asimismo, estas plantillas para pie con mucho puente buscan corregir problemas como inestabilidad al caminar, dificultad para usar zapatos estándar, fatiga y dolor en los pies, tobillos, rodillas y espalda.
  • Pronación excesiva. Es un movimiento anormal del pie hacia adentro al caminar o correr. Esto puede causar desalineación en las piernas, las rodillas y la columna vertebral, lo que puede derivar en lesiones y dolor crónico. Las plantillas para corregir la pisada pueden modificar la pronación excesiva y mejorar la alineación de las extremidades inferiores.
  • Espolón calcáneo. Esta afección es un crecimiento óseo en el talón que puede causar dolor agudo. Las plantillas para espolón pueden proporcionar amortiguación y apoyo adicional en el talón, reduciendo la presión sobre el área afectada y aliviando el dolor. 

Además de las patologías mencionadas, los dispositivos ortopédicos también pueden ser utilizados para tratar y prevenir otras afecciones, como metatarsalgia, neuroma de Morton, juanetes, lesiones deportivas y problemas relacionados con la artritis. Asimismo, se realizan plantillas para artrosis de rodillas o plantillas para dolor lumbar

Beneficios de usar plantillas ortopédicas

Las plantillas están especialmente diseñadas para adaptarse a las necesidades individuales de cada persona y pueden ser utilizadas tanto como medida preventiva o como parte del tratamiento en caso de lesiones. Los principales beneficios o las respuestas a para qué sirven las plantillas ortopédicas son: 

  • Prevención de lesiones. El uso de estas órtesis ayuda a corregir defectos biomecánicos en el pie, como la pronación o supinación excesiva, que pueden generar un desequilibrio en la postura corporal y afectar a otras partes del cuerpo, como las rodillas, caderas y columna vertebral. Al corregir estos desequilibrios, se reduce la carga y presión ejercida sobre las articulaciones y se minimiza el riesgo de desarrollar lesiones por sobreuso o trauma.

Además, son muy beneficiosas en el tratamiento de ciertas lesiones. Por ejemplo, en casos de fascitis plantar, una inflamación en la fascia plantar que causa dolor agudo en el talón, las plantillas ortopédicas pueden proporcionar un soporte adicional al arco del pie, reduciendo la tensión en la fascia y aliviando el dolor. También son útiles en el tratamiento de espolones calcáneos, metatarsalgia y tendinitis, entre otras afecciones comunes en los pies.

  • Impacto en la comodidad y el rendimiento deportivo. Al proporcionar soporte adicional, estabilizar la pisada y corregir defectos biomecánicos, ayudan a reducir la fatiga muscular y el estrés en las articulaciones durante la actividad física. Esto se traduce en una mayor comodidad y una mejor eficiencia en el movimiento, lo que permite mejorar el rendimiento atlético y prevenir lesiones causadas por un mal funcionamiento del pie.

No obstante, para obtener los beneficios adecuados de las plantillas para pies, estas deben ser elegidas y adaptadas por un profesional cualificado en podología o medicina del deporte. Cada persona tiene unas necesidades específicas de soporte y corrección, por lo que el uso de moldes genéricos o no adecuadas puede empeorar la afección o no proporcionar los beneficios esperados.

Efectos secundarios de las plantillas ortopédicas

Si bien estas órtesis plantares pueden ser beneficiosas para muchos pacientes, también es importante tener en cuenta los posibles efectos secundarios que pueden surgir al usarlas.

Uno de los efectos secundarios más comunes es la molestia inicial. Se sabe que alrededor del 30% de los pacientes que usan plantillas experimentan algún grado de incomodidad o dolor al principio. Esto se debe a que los pies necesitan adaptarse a la nueva posición. Sin embargo, esta molestia generalmente desaparece con el tiempo a medida que el pie se acostumbra.

Otro efecto es la aparición de ampollas o abrasiones en los pies. Puede ocurrir debido al roce constante entre los pies y las plantillas. Para minimizar este efecto secundario, es importante asegurarse de que estén adecuadamente ajustadas y que los zapatos sean lo suficientemente amplios para acomodarlas. Además, es recomendable utilizar calcetines que ayuden a reducir la fricción.

Se debe tener en cuenta también la posibilidad de desarrollar callosidades o endurecimientos excesivos en los pies. Este efecto secundario se debe a la redistribución de la presión en los pies causada por las plantillas. Si bien están diseñadas para aliviar la presión en los puntos problemáticos, en algunos casos pueden resultar en una distribución desigual de la presión, lo que puede provocar la formación de callosidades.

Además, es importante destacar que el uso prolongado e inadecuado de plantillas ortopédicas puede llevar a debilitar los músculos del pie y del arco. Esta dependencia excesiva puede hacer que los músculos se vuelvan perezosos y pierdan fuerza con el tiempo. Por lo tanto, es fundamental utilizarlas siguiendo las recomendaciones de un profesional de la salud y combinarlas con ejercicios de fortalecimiento y estiramiento para mantener la salud y la funcionalidad de los pies.

Dolor al usar plantillas ortopédicas

El dolor al utilizar plantillas ortopédicas puede tener diversas causas y es importante identificarlas para encontrar una solución adecuada. Algunas de las posibles causas son: 

  • Ajuste inadecuado. Es esencial asegurarse de que estén correctamente adaptadas a la forma y tamaño de los pies. Si son demasiado pequeñas o grandes, pueden ejercer presión en áreas incorrectas o no brindar el soporte adecuado, lo que puede provocar molestias.
  • Sobrecorrección. Puede ocurrir cuando hay una falta de precisión en la evaluación del problema o un mal diagnóstico. La sobrecorrección puede generar una presión adicional sobre ciertas áreas del pie, lo que puede resultar incómodo e incluso doloroso.
  • Adaptación. Al principio, es común que su uso cause cierto grado de incomodidad o dolor leve. Esto se debe a que los pies necesitan tiempo para adaptarse a las nuevas estructuras de soporte. Generalmente, este dolor desaparece después de unos días o semanas. Sin embargo, si el dolor persiste o se intensifica, es importante buscar una revisión por parte de un profesional de la salud.
  • Patología subyacente. Por ejemplo, si el dolor se localiza en una zona específica del pie y no desaparece después de un periodo de adaptación, puede ser necesario buscar un diagnóstico adicional para descartar problemas como fracturas, esguinces o enfermedades más graves que requieran un tratamiento específico.

Cuando se experimenta dolor es importante buscar una consulta con un especialista en podología o con un médico ortopedista. Entre las posibles soluciones, se pueden mencionar:

  • Ajuste adecuado. En caso de un ajuste inadecuado, el podólogo puede realizar los cambios necesarios para garantizar que se ajusten correctamente a tus pies.
  • Cambio de plantillas. En algunos casos, si están ejerciendo una sobrecorrección excesiva, puede ser necesario cambiarlas por unas con una corrección más adecuada.
  • Tratamiento complementario. En función de la patología subyacente, el especialista puede recomendar tratamientos adicionales, como terapia física, ejercicios de fortalecimiento o medicación, para aliviar el dolor y promover la recuperación.

Tipos de plantillas ortopédicas 

Existen diversos tipos, cada una diseñada para tratar un problema específico. La elección de la plantilla ortopédica adecuada debe ser realizada por un especialista, ya que cada caso es único y requiere de un análisis individualizado.

Plantillas para el dolor de pies

Las personas que tienen pies planos, pies cavos, juanetes o fascitis plantar, probablemente experimenten dolor en la planta del pie. Están diseñadas para ofrecer soporte adicional en el arco del pie, distribuir la presión de manera más uniforme y aliviar el dolor.

Plantillas para problemas de espalda

Muchas veces, los problemas de espalda pueden estar relacionados con una mala posición del pie al caminar o al estar de pie. Están realizadas para corregir la alineación del pie, lo que a su vez ayuda a mantener una postura más correcta y alivia la presión en la columna vertebral.

Plantillas para el pie diabético

Las personas con diabetes pueden sufrir de neuropatía periférica, lo que puede ocasionar problemas en los pies, como úlceras o deformidades. Ayudan a aliviar la presión en áreas específicas del pie y a prevenir lesiones.

Plantillas para problemas de rodilla

Cuando hay problemas en las rodillas, como el síndrome de la banda iliotibial o la tendinitis rotuliana, las plantillas ortopédicas pueden ser de gran ayuda. Pueden mejorar la distribución de la presión en los pies y corregir desalineaciones que puedan estar afectando las rodillas.

¿Cómo saber si necesito plantillas ortopédicas?

Existen algunas señales que pueden indicar cuándo usar plantillas ortopédicas. Las principales son:  

  • Dolor crónico en los pies. Se produce cuando hay dolor recurrente en los pies, especialmente después de caminar o estar de pie durante períodos prolongados. Este dolor puede ser causado por problemas como la fascitis plantar (inflamación de la fascia plantar), espolones calcáneos (crecimientos óseos en el talón) o metatarsalgia (dolor en la parte delantera del pie). 
  • Problemas de alineación: Cuando hay una desalineación en los pies, como una pronación excesiva (los pies se inclinan hacia adentro) o una supinación excesiva (los pies se inclinan hacia afuera), las órtesis plantares pueden ayudar. Estas desviaciones de la alineación natural pueden causar una carga desigual en los pies y provocar dolor y lesiones a largo plazo. 
  • Lesiones recurrentes. Cuando una persona es propensa a sufrir lesiones en los pies, como esguinces de tobillo o fracturas de estrés, pueden ser una solución. Estas lesiones a menudo se producen debido a una falta de soporte adecuado en los pies. Las órtesis plantares proporcionan estabilidad y ayudan a distribuir de manera uniforme la presión en los pies, reduciendo así el riesgo de lesiones repetitivas.
  • Diferencia en la longitud de las piernas. Las personas que tienen una pierna más corta que la otra es posible que necesiten corrección para nivelar y equilibrar la longitud de tus piernas. La desigualdad en la longitud de las piernas puede provocar problemas de alineación y aumento del estrés en los pies y tobillos.

Si experimentas alguno de estos síntomas o problemas en los pies, es importante consultar a un podólogo o médico especialista en pies. Ellos evaluarán tu condición y determinarán si necesitas plantillas ortopédicas o si hay otras opciones de tratamiento más apropiadas para ti. Recuerda que siempre es recomendable utilizar plantillas ortopédicas que sean personalizadas y hechas a medida, ya que brindan el mejor ajuste y soporte para tus pies. Además, asegúrate de adquirirlas de proveedores confiables y autorizados para garantizar la calidad del producto.

En SaludOnNet contamos con podólogos especializados en órtesis plantares, que pueden ayudarte a corregir la pisada y explicarte para qué sirven las plantillas ortopédicas. 

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad

1 comentario"

  • Sergio Villar dice: 16 marzo, 2023

    Hay personas que tienen problemas para andar y necesitan un calzado especial. En las ortopedias podrás encontrar plantillas especiales, separadores de dedos y zapatos tanto para hombre como para mujer, con suelas especiales para poder andar lo más cómodo posible y no tener molestias.

Newsletter
¿Cómo quieres contactar con este especialista?

Esto se cerrará en 0 segundos