Qué son las varices y cómo tratarlas

varices

Las varices no sólo son un problema estético. El 25 % de la población adulta las sufre, más las mujeres que los hombres, y muchas veces les condiciona su día a día. Son venas dilatadas, producidas por una acumulación anormal de sangre que hace que se ensanchen y causen dolor. Las causas son variadas, muchas veces se dan por factores genéticos, edad o sobrepeso y otras durante el embarazo o al permanecer durante un largo periodo en bipedestación. Cuando provocan molestias la mejor opción es la intervención quirúrgica, ya sea por el método tradicional o mediante láser.

Las varices aparecen en los miembros inferiores y dificultan un buen retorno sanguíneo al corazón. Lo más habitual es que se den en el sistema venoso superficial, en la vena safena mayor, que afecta a la cara interna del muslo, la pierna y el tobillo.

Tipos, síntomas y diagnóstico

No todas las varices son iguales ni producen los mismos síntomas. Algunas son estéticas y otras pueden conllevar complicaciones como flebitis, trombosis, hemorragias o úlceras.  En función del tamaño, la  forma y la importancia de la vena afectada se habla de problemas estéticos, dermatológicos o vasculares. Las varices se clasifican en:

  • Arañas vasculares. Se denominan también telangectasias o varices de grado I y son dilataciones de vasos capilares a nivel superficial. Suelen tener un color rojizo o morado y no producen molestias, aunque sí afean las piernas a nivel estético.

arañas-vasculares.jpg

  • Varices: Son de mayor tamaño y abultadas y se clasifican en varices de grado II, III y IV, en función del proceso de evolución. Pueden provocar dolor, calambres, hormigueo, sensación de escozor e incluso úlceras si la vena se ha deteriorado mucho. Cuando causan dolor constante hay que plantearse la cirugía como una solución al problema.

El diagnóstico es sencillo y en la mayoría de las ocasiones los propios pacientes ya saben lo que tienen antes de ir a consulta. El médico en consulta revisa las piernas de pie, observando la coloración, el aspecto que presenta la piel y la extensión de la lesión. Para confirmarlo puede mandar pruebas diagnósticas como un eco-doppler, una flebografía o una resonancia magnética.

Cómo eliminar las varices

Existen diferentes formas de acabar con las varices. Se utiliza uno u otro método en función del tipo de variz que tenga la persona.

Esclerosis vascular

La escleroterapia es un tratamiento muy utilizado cuando el paciente tiene arañas vasculares. Es poco invasivo y se realiza de manera ambulatoria, consiguiendo unos resultados satisfactorios para el paciente. Consiste en la introducción de un agente esclerosante mediante una jeringa con una aguja de pequeño calibre. No se necesita poner anestesia y, aunque puede molestar un poco, es soportable.

Al introducir el agente esclerosante el médico consigue inflamar las paredes internas de la vena, provocando una fibrosis y un proceso cicatrizal que consigue eliminar las varices con la sustancia química. Se pueden inyectar agentes en estado líquido o en forma de espuma. Es un tratamiento que suele requerir varias sesiones para eliminar las arañas vasculares del todo, aunque lógicamente depende de la extensión de las varices.

Microcirugía

Esta intervención quirúrgica consiste en la extracción de las venas afectadas, para recuperar el flujo venoso y la correcta circulación. Técnicas más antiguas extirpaban la vena safena por completo, utilizando anestesia general y aumentando la convalecencia del paciente. La duración estimada es de una hora y se realiza con anestesia regional o epidural. El proceso de recuperación está en torno a los 3 ó 4 días.

Cirugía con láser endovascular

Se trata de una intervención más novedosa y menos invasiva. A diferencia de la cirugía tradicional, no se realizan incisiones en los miembros inferiores, sino un pequeño corte en el pliegue inguinal. El cirujano coloca un catéter en la vena afectada y se aplica la energía del láser en las paredes de la vena, reduciéndola y cerrándola. De esta forma la sangre se dirige a las venas sanas. El resultado es muy bueno y evita que vuelvan a aparecer con el tiempo.

Otras alternativas

No existe ningún remedio natural que elimine las varices, aunque es cierto que tomar algunas medidas mejora los síntomas de las mismas:

  • Controlar la alimentación evitando el sobrepeso
  • Realizar ejercicios físicos que fortalezcan las extremidades inferiores, para favorecer el retorno venoso
  • No llevar ropa ajustada
  • Utilizar medias de compresión

Si tiene varices lo recomendable es que acuda al especialista en cirugía vascular, para que le indique cuál es la mejor opción en su caso. En SaluOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarle.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad