Hernia umbilical en adultos y niños

hernia umbilical

La hernia umbilical se da con más frecuencia en niños que en mayores, y en la mayoría de los casos suele desaparecer por sí sola. Si no sabe qué es una hernia umbilical, es importante que conozca que se produce cuando una parte del intestino sobresale a través de la apertura del ombligo, en la zona del abdomen, a consecuencia de un defecto en el cierre de la pared abdominal.

La hernia umbilical en los bebés es fácil de identificar; sobre todo se nota cuando el pequeño tose o llora. En ese momento la hernia hace que el ombligo sobresalga para afuera. Suele desaparecer cuando el niño está en reposo y tranquilo. Durante el embarazo el cordón umbilical pasa a los músculos abdominales por una pequeña abertura que con los meses se suele cerrar. Pero en ocasiones la pared abdominal no se cierra correctamente (diastasis), creando una zona débil que puede causar la hernia. Se da con más frecuencia en bebés prematuros o con bajo peso al nacer.

La hernia umbilical en adultos suele producirse a consecuencia de embarazos múltiples, obesidad, una cirugía previa en la zona del abdomen o líquido en la cavidad abdominal (ascitis), entre otros factores. El ombligo es un área sensible desde la infancia, que puede abrirse con facilidad. Esta patología se da mayormente en mujeres y en personas con sobrepeso. En adultos es más frecuente que esta hernia sí provoque síntomas, como dolor abdominal.

Complicaciones de la hernia umbilical

En la hernia umbilical en niños es poco frecuente que se produzcan complicaciones. La más común, en los adultos, es que sea una hernia estrangulada. Esto se produce cuando una parte de los intestinos queda atrapada, provocando que se elimine la irrigación sanguínea y causando obstrucciones intestinales o peritonitis. En estos casos es fundamental operar de urgencia.

Pero no hay que llegar a esos extremos. Antes es importante visitar a un médico para que realice el diagnóstico de la hernia con un examen físico, ante los primeros síntomas. En ocasiones el especialista solicita una ecografía o una tomografía computerizada abdominal (TAC) para verificar el juicio clínico.

Operación de hernia umbilical

La hernia en el ombligo suele cerrarse cuando el bebé tiene unos dos años, aproximadamente, y por lo general no le produce ningún tipo de malestar. Si pasados los 4 años el niño sigue con ella, se recomienda operar, al igual que en el caso de los adultos. Existen dos tipos de intervención de hernioplastia: cirugía abierta y cirugía laparoscópica.

La operación de hernia umbilical abierta consiste en una pequeña incisión en la base del ombligo, para devolver el tejido que se ha herniado a su lugar original en la cavidad abdominal. La pared abdominal se cierra mediante suturas y, en la mayoría de los casos, colocando una malla que sujete la zona abdominal.

La intervención por laparoscopia es menos invasiva. Se realiza efectuando dos o tres cortes en la zona lateral del abdomen e introduciendo por uno de ellos el laparoscopio y por los otros el material quirúrgico. El fin es el mismo, devolver la parte herniada a su lugar y fortalecer la pared abdominal para que no se vuelva a producir.

La operación de hernia umbilical se suele hacer de manera ambulatoria y se realiza con anestesia local, aunque si la hernia es de gran tamaño puede utilizarse general. Tiene una duración corta, entre 30 y 40 minutos. Así como la hernia inguinal es la más frecuente en adultos, la hernia umbilical lo es en niños.

El postoperatorio no es muy molesto. Incluye una correcta analgesia, evitar traumatismos sobre las heridas y estar pendiente de la aparición de sangrado o signos que indiquen infección, como fiebre, aumento del dolor, enrojecimiento o supuración. En los adultos se recomienda reposo y limitación del ejercicio físico por un periodo de entre dos y cuatro semanas.

La prevención también juega un papel crucial en la mayoría de las hernias: controlar el peso, no levantar objetos pesados y, en el caso de las personas que padecen estreñimiento, no realizar demasiado esfuerzo al evacuar intestinalmente.

Si quieres operarte de una hernia umbilical, en SaludOnNet contamos con unos especialistas en cirugía del aparato digestivo que te asesorarán para poner fin a tu patología.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad

2 comentarios

  • SaludOnNet dice: 13 noviembre, 2018

    Hola. Es importante conocer cuánto tiempo hace de la cirugía. Supuración es producto de infección pero no todas las sustancias que pueden aparecer en nuestros orificios o heridas son pus. Os recomiendo higiene de la zona dejándola bien seca. La humedad ahí favorece la infección. De ser infeccioso se podría tomar muestra del líquido en cuestión y analizar composición para determinar antibiótico adecuado. Saludos.

  • Maria Del Rosario Noguez dice: 10 noviembre, 2018

    Mi esposo fue operado de dos hernias y su ombligo aun supura es normal? gracias