¿Cómo afecta el tabaco en la piel?

  • Las personas fumadoras suelen presentar más arrugas que quienes no fuman, sobre todo a partir de los 40 años.
  • El tabaco es un vasoconstrictor que reduce el tamaño de las arterias, retrasando la cicatrización.

Fumar tiene muchos efectos nocivos en la salud de las personas. Los más conocidos, por su gravedad, son el cáncer de pulmón, las enfermedades pulmonares como la EPOC y las patologías cardiovasculares. Pero el tabaco también afecta a la piel negativamente. Lo hace de manera directa, por contacto, o indirecta, como resultado del camino que recorre la nicotina y el alquitrán por la vía sanguínea tras ser inhalado.

En la Guía Se puede dejar de fumar, editada por el Ministerio de Sanidad, se dan las claves para abandonar este hábito que perjudica la salud, no solo de quien fuma sino también de quienes le rodean.

Consecuencias directas del tabaco en la piel

El tabaco deja secuelas en la piel, visibles a medida que la adicción aumenta, tal y como explican Marcela Le-Bert y Bernardita Prado en su artículo Tabaco y piel. A veces son signos muy evidentes y otras son pequeños detalles que muchas veces no se relacionan con el hábito de fumar. Las principales son:

  • Arrugas en la cara. Aparecen al reducirse la hidratación de la cara, a causa del humo que se expulsa al fumar y el que suelta el propio cigarrillo. Las personas fumadoras suelen presentar más arrugas que quienes no fuman, sobre todo a partir de los 40 años. Además, el gesto de fumar, en el que se contraen los labios, hace que se marque el llamado “código de barras” sobre los labios.  
  • Comedones. La nicotina estimula la aparición de comedones, que son poros obstruidos que tienen como resultado espinillas o puntos negros. Además, los efectos antiinflamatorios y vasoconstrictores del tabaco ayudan en la formación de estas protuberancias.
  • Uñas de color amarillo. Las uñas se ponen de ese color por culpa de la acumulación de tóxicos como son el alquitrán y la nicotina. En pacientes que dejan de fumar se observa cómo la nueva uña sale de color rosáceo, mientras el resto permanece amarillento. El tabaco también se acumula en el pelo.
  • Lesiones orales: Pueden aparecen patologías como pigmentación gingival, melanosis o boca del fumador y lengua vellosa negra.

Lesiones cutáneas asociadas al tabaco

Además de las consecuencias directas, fumar también perjudica la salud de otras maneras. Algunas son más graves, como los diferentes cánceres que provoca – piel, labio o cavidad oral- o patologías como la Enfermedad de Crohn, cuyo riesgo es cuatro veces mayor en el caso de los fumadores.

Otras  lesiones que produce serían:

  • Mala cicatrización. El tabaco es un vasoconstrictor que reduce el tamaño de las arterias. Esto hace que llegue menos sangre a los tejidos periféricos, aumentando la liberación de radicales libres e inhibiendo la vasodilatación. Las heridas necesitan bastante sangre para cerrarse y el tabaco lo impide, con el riesgo de infecciones que eso conlleva.   
  •  Aumenta el riesgo de desarrollo de psoriasis, sobre todo en su forma pustulosa, es decir, con protuberancias pequeñas en la piel que tienen líquido o pus en su interior. También hace que el tratamiento sea menos efectivo en personas que ya tienen la enfermedad.
  • Caída del cabello. Se produce por múltiples causas, entre ellas el daño que produce el tabaco al ADN del pelo. Asimismo, se ha comprobado que las personas fumadoras son más propensas a tener canas que quienes no fuman.
  • Dermatitis de contacto. Aparece sobre todo en las personas que trabajan en la elaboración del tabaco.

Si notas que el tabaco está haciendo mella en tu piel quizá sea el momento de dejarlo. Te animamos a que acudas al médico para que valore qué te ocurre y te olvides de fumar para siempre. En SaludOnNet contamos con especialistas muy bien preparados y con ganas de ayudarte.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad