¿Por qué me pica la piel? Causas y soluciones

El picor en la piel es una sensación desagradable que puede estar desencadenada por diversos factores. Es un motivo de consulta médica bastante frecuente, ya que son muchas las personas a las que les pica la piel en algún momento de su vida. Según se explica en el artículo Fisiopatología del prurito, el picor se define como “una sensación no placentera que induce el deseo de rascarse y está provocado por medidores químicos y estímulos sobre los receptores neuronales”.

En este artículo vamos a hablar de las principales causas que lo provocan y de cómo se puede tratar. Fundamentalmente el picor está vinculado con problemas dermatológicos o con enfermedades generales o sistémicas.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es un trastorno crónico de la piel que afecta a la dermis y la epidermis y causa erupciones pruriginosas y descamativas. Se produce por una alteración de la barrera o manto hidrolipídico, que es el escudo natural que tiene la piel para protegerse de la deshidratación y los agentes externos. Cuando esto ocurre la piel se vuelve más reactiva y aparecen los síntomas que caracterizan a esta patología como el enrojecimiento, los eccemas, las zonas del cuerpo con sequedad extrema y el picor. En ocasiones puede aparecer sobreinfección, provocada por un rascado intenso.

Esta enfermedad afecta más a los niños y suele aparecer en los primeros meses de vida de la persona. El tratamiento para la dermatitis atópica se basa en medicación tópica y oral, limitando las dosis y duración. Asimismo, se recomienda el uso de una crema emoliente que restaure barrera hidrolipídica.

Otras patologías de la piel

Las principales enfermedades que provocan prurito en la piel son la psoriasis, la urticaria y algunas dermatitis como la de contacto o la seborreica.

La psoriasis es una enfermedad crónica con efecto autoinmune. Causa lesiones eritematosas rojas, en forma de placas o descamativas, que producen dolor y picor. El tratamiento es local, con corticoides tópicos, vitamina D y mucha hidratación y sistémico con inmunomoduladores, retinoicos y agentes biológicos.

La urticaria es un proceso inflamatorio de la piel, en el que salen ronchas y habones rojos. Produce escozor, quemazón y sensación de que pica la piel. Para aliviar los síntomas se usan cremas para hidratar y antihistamínicos para las lesiones.

Sequedad o xerosis

La piel seca produce picor. Para evitarlo es importante nutrirla, realizar duchas cortas, con agua tibia y secar ligeramente el cuerpo suavemente, dejando restos de humedad. A continuación, es importante extender una crema hidratante que nutra bien.

Estrés

El picor puede tener que ver con el estado emocional y con el estrés. La conexión entre el sistema nervioso y la piel hace que aparezca en muchos casos el prurito.  De hecho, se sabe que un alto porcentaje de pacientes con urticaria crónica y dermatitis atópica empeoran con el estrés.

Asimismo, hay episodios de estrés que pueden causar picor en personas con alergias que tienen reacciones en la piel. Ocurre en el caso de los asmáticos y los alérgicos al polen o a los ácaros. Aprender a gestionar el estrés es clave para mejorar el proceso de generación de histamina.

Picaduras de insectos

Las picaduras de insectos, sobre todo en la época estival, provocan enrojecimiento, inflamación y mucho picor. Para aliviar el prurito se debe limpiar bien la zona con agua y jabón, aplicar una compresa fría y una crema antihistamínica.

Enfermedades sistémicas

Las enfermedades sistémicas son las patologías que afectan a todo el cuerpo. La responsable del picor en estos casos suele ser la histamina, una sustancia química del organismo que se almacena en los mastocitos, que son células de defensa del sistema inmune. En ocasiones algunos alérgenos estimulan los mastocitos y estos liberan histamina, provocando síntomas como el prurito y la inflamación.

Ocurre con las patologías del hígado, renales, diabetes, trastornos de la tiroides y algunos cánceres. Si el cuerpo no puede eliminar bien las toxinas desde otros órganos como el intestino o el hígado, utiliza la piel provocando la aparición de prurito.

Otras sustancias en el cuerpo que juegan un papel importante en el prurito son las citocinas. Justo antes de dormir baja la temperatura corporal y se liberan citocinas en la piel que hacen que aparezca el picor en zonas como los pies, codos, rodillas o detrás de las orejas.

Para evitarlo es importante disminuir la inflamación que generan estas sustancias, descubriendo qué alimentos causan esa inflamación. Algunos de los más frecuentes son el trigo, los lácteos, los colorantes…etc.

Si te pica la piel y no sabes a qué es debido es bueno que acudas al médico para que realice un diagnóstico. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte en lo que necesites, sin esperas y a precios muy asequibles.

¿Qué es un eritema nodoso y cómo se trata?

El eritema nodoso o nudoso es la variedad más frecuente de paniculitis o inflamación de la capa grasa que se encuentra bajo la piel. Consiste en la aparición de placas o nódulos de color rojizo, generalmente en las zonas más extensas de los miembros inferiores, que permanecen entre 1 y 6 semanas y terminan desapareciendo sin dejar ningún tipo de cicatriz.

Aunque existen diferentes causas que pueden provocar esta patología, lo más habitual es que el origen sea idiopático, de causa desconocida.

Cómo se reconoce el eritema nodoso

El eritema nodoso presenta un cuadro clínico muy característico, que lo diferencia de otro tipo de inflamación cutánea. Las principales características son:

  • Aparición súbita de placas o nódulos eritematosos, brillantes, simétricos y con un diámetro de entre 1 a 5 cm cada una. Son de color rosado o rojo y evolucionan a violeta. Las placas son duras a la palpación, sensibles al tacto y al roce causando incluso dolor y aparecen en ambas extremidades.  
  • Se ubican en las zonas extensoras de los miembros inferiores. Es decir, el eritema nodoso aparece en las piernas, en la zona pretibial o de las espinillas. En ocasiones también aparecen en el brazo, el cuello y la cara, aunque con menor frecuencia.
  • Los síntomas que ocasionan son fiebre, cefalea, malestar general, artralgias, tos y dolor abdominal.  
  • Las lesiones pueden seguir apareciendo hasta 6 meses del primer brote, que dura entre 8 y 10 días. No deja cicatrices ni genera ninguna atrofia en el organismo. Es muy frecuente que se repitan en el tiempo.  

Evolucionan como una contusión, pasando de un color rojo brillante a morado y amarillento. Curan sin ulceración ni dejar cicatriz. Pueden parecer semejantes a los hematomas, pero tienen firmeza diferenciada bajo la piel.  

Eritema nodoso: causas

Este tipo de dolencia, que hace que se formen nódulos o costras bajo la piel, es más común en mujeres que en hombres. Aparece a cualquier edad, pero es más frecuente que surja entre los 20 y los 40 años. Desde el punto de vista dermatológico es una lesión benigna, que evoluciona durante varias semanas hasta su curación.  

Existen múltiples factores que provocan su aparición, aunque entre un 20% y un 50% son de origen desconocido. Asimismo, puede ser un signo de una enfermedad sistémica. Las principales causas son:

Causas infecciosas

  • Bacteriana (estreptococo sobre todo en niños o tuberculosis).
  • Viral (sobre todo en el hígado, como la hepatitis B o el Virus de Epstein-Barr).
  • Fúngica (tiña, blastomicosis).
  • Parásitos.

Causas no infecciosas

  • Toma de medicamentos (penicilina, anticonvulsivos o salicilatos).
  • Cuadros de procesos inflamatorios como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso.
  • Sarcoidosis.
  • Algunos tumores.
  • Enfermedades malignas.

Diagnóstico del eritema nodoso

El médico, para realizar un diagnóstico correcto, realiza una evaluación del paciente y elabora la historia clínica. Como examen complementario puede realizar una biopsia de tejido. Asimismo, se utilizan algunas pruebas como la radiografía de tórax, el análisis de sangre, el cultivo faríngeo y pruebas cutáneas para la tuberculosis.

Hay diferentes enfermedades que pueden manifestarse con nudosidades en las piernas, como la vasculitis nodular o la tromboflebitis superficial. Por este motivo es importante el diagnóstico diferencial que realiza el especialista.

Eritema nodoso: tratamiento

El eritema nudoso puede desaparecer sin tratamiento de forma espontánea. En el caso de patologías que no tienen causa aparente se deben de tratar los síntomas, como el dolor. En los que sí presentan una causa conocida, debe tratarse la misma. El tratamiento puede ser:

No farmacológico

  • Guardar reposo
  • Compresas frías
  • Elevación de las extremidades

Farmacológico

  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Si crees que pueden tener esta patología, debes acudir al especialista para que realice un diagnóstico diferencial del eritema nodoso y ponga el mejor tratamiento. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte, sin esperas y a los mejores precios.

¿Qué es el melasma y cómo se trata?

El melasma es un trastorno de la piel que provoca un exceso de producción de melanina y que aparece por la combinación de factores hormonales y la exposición solar sin protección. Se traduce en un tipo de hiperpigmentación con manchas de color marrón, irregulares, profundas y simétricas. Se localizan en la piel, fundamentalmente en las zonas del mentón, la frente, el labio superior, el entrecejo, los pómulos, las mejillas e incluso el cuello y los antebrazos.

El melasma o cloasma se conoce también como paño del embarazo, pero no siempre coincide con la gestación. Es una afección característica en mujeres, ya que presenta una gran influencia hormonal. Las principales causas son:

  • Exposición prolongada a la radiación solar sin protección adecuada.  
  • Genética. Las pieles más oscuras o fototipos altos presentan más manchas que los fototipos claros.
  • Alteraciones hormonales en las mujeres. Se producen sobre todo durante los embarazos y cuando se toma medicación oral anticonceptiva o tratamiento hormonal sustitutivo.
  • Lugar de residencia. En función de dónde vive cada persona el sol está más o menos vertical y los rayos inciden en mayor o menor medida.

Tratamientos del melasma

El tratamiento del melasma se basa fundamentalmente en el uso de despigmentantes. También comprende una adecuada fotoprotección de manera permanente, así como intentar evitar los factores desencadenantes que puedan existir.

Para despigmentar la piel existen varias opciones:

  • Formulaciones tópicas. Son cremas y medicamentos dirigidos a interrumpir los procesos enzimáticos que producen el pigmento. La más utilizada es la hidroquinona.
  • Peelings químicos. Se usan para eliminar la melanina de la superficie de la piel que no se desea.  
  • Mesoterapias faciales.
  • Tratamientos de láser y luz. El especialista usa un tipo de luz que destruye el pigmento.  

Para obtener un buen resultado el mejor tratamiento es una combinación de los anteriores con un diagnóstico adecuado que permita un tratamiento personalizado. Eso unido siempre al uso de protección solar diaria con un factor superior a 50, tanto en verano como en invierno.  

Hidroquinona

El tratamiento del melasma es largo, con periodos activos y otros de mantenimiento, en los que hay que huir de la exposición solar y protegerse mucho.

La hidroquinona es el principio activo despigmentante más usado, que ha demostrado buenos resultados en los melasmas. Inhibe la acción de la tirosinasa, que es la enzima clave en la formación de melanina, consiguiendo que se deje de producir.

No es un medicamento de efecto inmediato, sino que los resultados se van viendo poco a poco. Debe utilizarse solo bajo prescripción médica para evitar efectos indeseables como pigmentaciones grisáceas.   

Se puede usar sola y en combinación con otros principios activos, como el ácido retinoico, el ácido kójico y los corticoides, para disminuir la posible irritación que puede aparecer al utilizar esos dos principios activos a la vez.

Debe utilizarse una vez al día por la noche durante varios meses, bajo supervisión médica. Durante ese tiempo es normal que la piel se enrojezca o se descame y, en ocasiones, la persona sienta escozor. Por este motivo se debe utilizar una buena crema hidratante.  Una vez finalizado el tratamiento hay que evitar la exposición solar y usar sombrero, sombrilla en verano y protección solar todo el año.

Si tienes un melasma no dudes en acudir a un especialista. En SaludOnNet contamos con dermatólogos dispuestos a ayudarte a eliminar estas manchas en la piel. Solo tienes que concertar una cita y seguir sus indicaciones.

¿Qué son los gránulos o manchas de Fordyce?

Los gránulos o manchas de Fordyce son unos pequeños granos de color blanco, crema o amarillo que pueden salir en los labios, en el interior de las mejillas o en la zona genital. Es una anomalía benigna del desarrollo que se presenta de forma única o múltiple.

Son glándulas sebáceas visibles y ectópicas, que no provocan dolor ni irritación, alterando solamente la estética de la región donde surgen.

Forma y aparición de las manchas

Las manchas de Fordyce son asintomáticas y benignas. Presentan un color amarillo o blanco amarillento y tienen un diámetro aproximado de entre 0,1 y 3 mm.  Aparecen en un 90% de los casos en la mucosa de la boca y el borde de los labios y con menor frecuencia en la lengua, las encías, el frenillo y el paladar. También pueden salir en la zona de los genitales, en el pene, el prepucio y el escroto en los hombres y en la vulva en las mujeres.  

El número de gránulos presentes puede variar desde uno a decenas de ellos y agruparse en placas. El color es similar al de la piel adyacente o ligeramente blanquecinos.

Estas microlesiones, diminutas e indoloras, pueden surgir a cualquier edad, pero lo más frecuente es que lo hagan durante la pubertad, debido a los cambios hormonales. Se suelen descubrir de forma casual, a veces como un hallazgo clínico como parte de la exploración de la cavidad bucal del paciente o porque acude al médico pensando que tiene alguna enfermedad grave.

Tratamiento de las manchas de Fordyce

Su apariencia es muy característica, por lo que el diagnóstico en consulta es rápido, mediante la exploración física. Son lesiones que no se tratan, aunque sí existen medicamentos tópicos que ayudar a desinflamar los gránulos. Fundamentalmente son pomadas y cremas con tretinoína o ácido dicloroacético, que eliminan las alteraciones de la piel. Deben ser usadas siempre bajo prescripción médica.

No obstante, hay personas que por estética quieren eliminar estas manchas. Actualmente existen varios métodos para quitarlos sin que deje cicatriz o marca:

  • Con un electrocauterizador, mediante electrocirugía, se va quemando grano a grano.
  • Láser. Se pueden usar dos tipos de láser diferentes:
    • Ablativos como el láser de Co2. Existe el riesgo de pequeña cicatriz.
    • Erbium yag. No es tan profundo, pero da buenos resultados sin dejar marcas.

En muchas ocasiones en una sola sesión disminuye considerablemente el número de granos. Aunque es complicado eliminarlos todos, con estos tratamientos si desaparece el 80%.

Otros datos de interés

Estos granos no son infecciosos, no se contagian y no son malignos. Pero suelen ser signo de alarma entre mujeres y hombres jóvenes, que creen que estas formaciones pueden estar originadas por enfermedades de transmisión sexual. Es un error frecuente confundirlos con las verrugas que ocasiona el virus del papiloma humano (VPH) o relacionar su aparición con el VIH, alguna enfermedad de transmisión sexual o cáncer.

Las manchas de Fordyce son más frecuentes en hombres que en mujeres y en personas con la piel grasa. La mayoría de las personas no presentan síntomas, pero se ha reportado una ligera secreción al ser presionados. En este sentido es importante evitar explotar los granos, ya que no se eliminarían por completo y aumentaría el riesgo de que apareciera una infección en la piel.

Si tienes pequeños granitos blancos o amarillentos y estás asustado puedes acudir al dermatólogo para que realice una exploración y diagnóstico. En SaludOnNet contamos con médicos a tu disposición, sin esperas y con un trato inmejorable.

¿Qué es la sífilis y cuál es su tratamiento?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria neurotrópica llamada Treponema Pallidum. Según señalan desde la Organización Mundial de la Salud cada año más de cinco millones y medio de personas la contraen. Se trata de una patología que, si no es tratada a tiempo, puede afectar al sistema nervioso central y otros órganos, causando graves consecuencias en el organismo. Cuando se detecta de forma temprana y se trata con antibióticos no tiene ningún efecto dañino para el cuerpo.

Transmisión de la sífilis

En el artículo Sífilis: la gran simuladora, escrito por Eduardo Contreras, Sandra Ximena Zuluaga y Vanesa Ocampo se explican las diferentes formas de contraer esta ETS.

  • Por contacto sexual, sin importar el género, tanto vaginal como oral y anal, cuando no se utiliza preservativo.
  • Por transfusión de sangre contaminada.
  • Inoculación accidental directa.
  • De madre embarazada a hijo, a través de la placenta. En estos casos puede producirse la muerte del feto en el útero materno o la adquisición del bebé de una enfermedad congénita que le afecte al corazón, el cerebro o los huesos.  Produce diferentes trastornos en el feto, sobre todo cardiacos y neurológicos.

Diferentes etapas

Esta infección se presenta en diferentes etapas y, si no se trata, puede representar un grave factor de riesgo. En ocasiones no aparecen síntomas o son tan leves que no se perciben.

  • 1ª etapa. Tiene lugar la aparición de lesiones en forma de úlceras indoloras, llamados chancros. Se localizan generalmente en los genitales externos de hombres y mujeres, pero pueden aparecer en cualquier otro lugar del cuerpo como la boca, los senos o el recto. Hay veces que están en zonas ocultas como el interior del recto o el cuello uterino y la persona que las tiene no se da cuenta. Desaparecen pasadas de 3 a 6 semanas, sin dejar huella. En esta etapa también pueden surgir ganglios inflamados, es decir pequeñas bolitas en la piel, en el cuello o en la axila.
  • 2ª etapa: Comprende desde la segunda semana a la octava, después de la aparición de las primeras úlceras. Implica la presencia de la bacteria en la sangre y el resto del cuerpo, por lo que la infección se generaliza en todo el cuerpo. En este momento el paciente presenta fiebre y lesiones múltiples en la piel, como rash cutáneo en las palmas de las manos y plantas de los pies.  Un tercio de la población que no recibe tratamiento en la primera etapa desarrolla estos síntomas de la segunda etapa. Los principales son:
    • Erupción rojiza generalizada en la piel, principalmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
    • Úlceras en la boca.
    • Dolor de cabeza y de garganta.
    • Fiebre.
    • Indigestión.
    • Dolor muscular o articular.
    • Pérdida de pelo.
    • Disminución de peso.
    • Inflamación de ganglios.

Esta etapa tiene una duración de entre 2 y 6 semanas, pero sus síntomas pueden reaparecer años después.

  • 3ª etapa. Se presenta después de la primaria o secundaria, incluso hasta 10 años después de la primaria o secundaria, si no se trató la infección. Puede generar un importante deterioro mental y cognitivo y ceguera, así como afectar a otros órganos del cuerpo como hígado, riñones, corazón, vasos sanguíneos y la médula espinal. Las afectaciones a estos órganos pueden ser irreversibles.

Diagnóstico de la sífilis

Esta infección se diagnostica con un examen físico y una analítica de sangre o de fluidos extraídos de las llagas que tenga el paciente. El examen sanguíneo puede determinar la existencia de la infección, incluso en los casos en los que no haya síntomas. Por ese motivo es muy importante que las mujeres embarazadas se realicen esta prueba.

La sífilis se puede curar en cualquier etapa. Sin embargo, los daños que genera después del estadio latente o en la neuroinfección son irreversibles.

Tratamiento de esta ETS

Cuando se detecta la enfermedad de manera temprana se trata con antibióticos y se cura. Cuando el diagnóstico se realiza en etapas más tardías un buen tratamiento puede ayudar a que el daño producido no sea tan grave.

Es importante que ambos miembros de la pareja terminen la medicación pautada antes de volver a tener relaciones sexuales. Asimismo, es conveniente que el médico les asista para confirmar que la infección ha desaparecido.  

Prevención de la sífilis

Existen diferentes formas de prevenir la sífilis. Las más importantes son:

  • Usar preservativo de látex en cada relación sexual.
  • Informar a las parejas sexuales que se tiene esta infección.
  • Abstenerse del contacto sexual hasta completar el tratamiento.

 La sífilis es más frecuente en varones (60%) que en mujeres en España, a razón de 9 hombres por cada mujer, según señalan en el artículo Sífilis, publicado por Maider Arando Lasagabaster y Luis Otero Guerra. Se trata de una infección asociada al VIH. Si crees que puedes tenerla debes acudir al médico para que te ponga tratamiento lo antes posible. Estas enfermedades de transmisión sexual las tratan los dermatólogos, expertos también en venereología. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte.

Alergia al tinte del pelo, ¿por qué se produce y qué hacer?

La melanina es el pigmento que da color al pelo. Con el paso del tiempo se va perdiendo y aparecen las canas, esos cabellos blancos que comienzan de forma dispersa, pero que van a aumentado según se cumplen años. El tinte del pelo es la solución para muchas personas que no quieren lucir el cabello blanco y prefieren mantenerlo con color. Su uso estético hace que sea un producto que utilizan muchas mujeres y cada vez más hombres.

La aparición de las canas tiene que ver con la edad y el desgaste celular asociado a los genes. Por este motivo no se puede hablar de un momento concreto en el que el pelo empieza a perder la melanina, ya que varía en función de cada persona. No obstante, por regla general es frecuente que a partir de los 40 años comiencen a salir los primeros pelos blancos.   

Dermatitis por contacto al tinte del pelo

La alergia al tinte del pelo es un tipo de dermatitis por contacto cuyo alérgeno involucrado generalmente es la parafenilendiamina, colorante básico para teñir el cabello. En el artículo Actualización en la dermatitis de contacto alérgica por parafenilendiamina, elaborado por B.Encabo Durán, D. Romero-Pérez, J.F. Silvestre Salvador en la publicación oficial de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) seexplica cómo funciona este compuesto orgánico y qué manifestaciones produce.

Generalmente causa este tipo de reacción en las personas que utilizan con frecuencia los tintes, así como en quien lleva tatuajes de henna, en los que se utiliza para conseguir un color más oscuro y aumentar el tiempo de fijación.

Según indican las doctoras Sara Pérez Cortés y Mariana Vázquez Ramírez, en su estudio Dermatitis por contacto alérgica a tinte del pelo, en la población general esta alergia se produce en menos del 1% de las personas. No obstante, cuando se realizan las pruebas del parche aumenta hasta casi un 5%. En el caso de peluqueros y estilistas se habla de casi un 25% de los casos. En lo últimos años se ha visto un aumento de este tipo de alergia en edades cada vez más tempranas.

¿Por qué se produce la alergia al tinte del pelo?

Es importante probar el tinte, cuando sea la primera vez que se utiliza, en una pequeña zona del cuerpo un día antes de su uso (generalmente detrás de las orejas). Es una forma sencilla de ver si aparece alguna reacción no deseada en la piel.

Existen diversas causas por las que surge la dermatitis de contacto por alergia al tinte. Las principales son:

  • Tiempo de exposición.
  • Concentración del tinte.
  • Número de aplicaciones.
  • Susceptibilidad individual.

El uso del tinte ha cambiado en los últimos años. Antiguamente solo se ponía de vez en cuando; sin embargo, ahora su frecuencia ha aumentado. Además, se utilizan muchos tintes vegetales pensando que son inocuos, cuando en realidad la mayoría incluyen también parafenilendiamina.  

Asimismo, existen otros ingredientes de los tintes que también pueden causar alergia. Se trata del amoniaco, el cobalto o el resorcinol.

Principales síntomas de la alergia al tinte del pelo

Hay síntomas que pueden hacer sospechar de la aparición de esta dermatitis. Algunos son:

  • Picor en el cuero cabelludo y sensación de quemazón.
  • Enrojecimiento de la piel (eritemas), acompañado de hinchazón (edema).
  • Úlceras y secreción serosa con costras de color amarillento.  

Generalmente estos síntomas aparecen en el cuero cabelludo, la cara (los párpados y la frente) y el cuello, aunque también pueden salir en las orejas, causar cefaleas, conjuntivitis o incluso asma, urticaria y anafilaxia. En los profesionales de peluquería suele aparecen en las manos.

Tratamiento de la alergia al tinte

El tratamiento varía en función del grado de dermatitis por contacto. Así, el especialista puede pautar corticoides tópicos o sistémicos. Durante el brote se aconseja que la piel no entre en contacto con el pelo, por lo que la persona debe cortase el cabello o lavarlo con cuidado hacia atrás.

El tratamiento también incluye medidas generales como lociones secantes, antipruriginosos y analgésicos.

¿Cómo prevenir esta alergia?

Cuando las reacciones son leves es complicado convencer a la persona de que no puede tratar su pelo con tintes que incluyan parafenilendiamina. No obstante, hay que intentarlo, puesto que lo recomendable, cuando aparece este tipo de alergia, es:

  • Usar tintes sin PPD.
  • Utilizar guantes para teñirse el pelo (tanto particulares como profesionales).
  • Evitar los tatuajes de henna.
  • Llevar el pelo recogido o corto.

Actualmente se ha puesto de moda llevar el pelo canoso. Una melena bien cuidada sin teñir es igual de bonita que otra que sí lleva tinte. Un corte de pelo estiloso da un aspecto moderno a quien decide lucir canas.

Si has notado algún tipo de reacción cuando utilizas el tinte del pelo te recomendamos que acudas a un especialista para que te indique qué debes hacer. En SaludOnNet puedes comprar una consulta con un dermatólogo o realizarte cualquier prueba diagnóstica sin lista de espera y a precios reducidos. Tienes más de 4.000 clínicas en toda España y no necesitas de tener seguro médico.

Página siguiente »