Acudir al psicólogo para resolver problemas

psicólogo

Nada mejor que un experto para explicar por qué es importante acudir al psicólogo cuando se ha llegado a una situación que resulta difícil de gestionar por uno mismo. En esta ocasión Noelia Sancho Hidalga, psicóloga clínica con máster en psicoterapia y más de 15 años de experiencia, nos da las claves en este artículo de por qué hay que pedir ayuda.

Es la eterna pregunta que mucha gente se hace en algún momento de su vida. Por lo general las personas, cuando tienen determinadas dolencias, intentan resolver los problemas por sí solos en un principio, modificando las actividades que realizan diariamente, quedando con los amigos más a menudo, practicando deporte o cambiando de trabajo. Hacerlo es algo positivo y sano, porque es una forma de poner en marcha los propios recursos para conseguir mejorar. Pero en ocasiones no funciona y es ahí cuando hay que buscar ayuda.

Quienes deciden probar con un psicólogo para solucionar sus problemas en muchas ocasiones también tienen dudas. Pero es más fácil y natural de lo que parece. ¿Por qué no? Si cuando tengo gripe voy al médico de familia o si me duele mucho el oído voy al otorrino… lo más normal es acudir al psicólogo si necesito ayuda para gestionar todo lo que me pasa. Pero desgraciadamente todavía influyen demasiado dos ideas muy arraigadas en nuestra cultura: «ir al psicólogo es de locos» y «los trapos sucios se lavan en casa«. Pues ni una, ni otra.

No va al psicólogo quien tiene problemas; problemas tenemos todos. Va al psicólogo quien quiere resolverlos y no sabe cómo.

La Psicología es la ciencia dedicada al estudio de la conducta, los sentimientos, las emociones y los pensamientos. Como es una ciencia, con sus teorías demostradas con experimentos detrás, con su carrera universitaria y con un reconocimiento sanitario, no es magia ni causalidad que produzca cambios, aunque no se vea.

La Psicoterapia es una aplicación práctica que ofrece intervenciones concretas para modificar nuestros recursos personales y superar problemas. Es decir la psicología aporta los conocimientos y la base teórica y la psicoterapia las herramientas prácticas para trabajar con el paciente.

En una primera consulta se explora el problema, se conoce a la persona, se conoce al psicológico y se ofrece una primera opinión de cómo poder resolverlo. Y eso no es ni invasivo, ni peligroso para nadie. Es una prueba, y si no te encaja, no vuelves. A veces es el mismo terapeuta el que explica que la situación es normal y que siguiendo un par de pautas es fácil que la persona mejore sin necesidad de seguir una terapia.

Afortunadamente cada vez es más normal pedir ayuda a alguien externo en materia emocional y mental; muchas veces como guía y crecimiento personal y otras como fuente de mejora en el bienestar. Ha llegado el momento de empezar a cuidar de nuestra mente y emociones, al igual que lo hacemos con del resto del cuerpo, y eso demuestra una enorme madurez como sociedad y personas.

No hay juicios, no hay reproches…un gran oído que te escucha, una boca prudente y una mente sabia. No lo dudes, pide ayuda y una primera consulta, seguro que sales mejor de cómo entras.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad