¿Qué problemas de salud les preocupan a los hombres?

8 de cada 10 hombres cree que su salud es buena, según los datos extraídos de la Encuesta Europea de Salud en España elaborada por el INE. En lo que más prestan atención es en controlar la tensión arterial y el peso, dentro de los cuidados personales. Así lo manifiestan más de un 66% de los hombres encuestados. No obstante, casi un 20% de los varones reconoce que aún sigue siendo la mujer de la casa la que se ocupa de su salud.

Principales dolencias

Para los hombres, los puntos fuertes de la salud pasan por tener actividad física diaria (78,3%), alimentarse e hidratarse correctamente (75,9%) y tener higiene corporal y de manos (75,9%). Son algunas de las conclusiones del IV Barómetro sobre el Autocuidado de la población española, elaborado por la empresa Pic Solution, empresa especializada en productos para el cuidado de la salud.

Las dolencias que más afectan a los hombres, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) son:

Asimismo, el estudio muestra que un 61,4% de los hombres de más de 18 años tienen un peso por encima de lo normal. La obesidad, por tanto, es otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de cuidarse.

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es la patología a la que más atención prestan los hombres. Consiste en el aumento de la presión arterial con valores iguales o superiores a 140/90.  Actualmente se sabe que 6 de cada 10 hombres se miden la tensión mensualmente, en casa o en las farmacias. De hecho, en 4 de cada 10 los hogares españoles ya hay tensiómetros para poder llevar el control sin moverse del hogar.  

En el caso de las mujeres, un 30% reconoce que tiene la tensión baja frente a un 11% que la tiene alta. Es un importante factor de riesgo en enfermedades cardiovasculares, pudiendo producir accidentes cerebrovasculares, cardiopatías o muerte súbita, entre otras consecuencias graves.

Su prevención y tratamiento ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas y a evitar complicaciones cardiovasculares futuras como infartos de miocardio o ictus.

Cuidados en la pandemia

La pandemia ha hecho que los hombres se preocupen más que antes por su salud. Estar encerrados en casa y conocer los efectos de la Covid 19, muchas veces en primera persona, ha ayudado a tomar conciencia de la necesidad de cuidarse.

La tensión arterial y el peso han sido temas relevantes a los que han dedicado bastante tiempo. Actualmente los hombres son grandes consumidores de productos como las mascarillas, el gel hidroalcóholico y los termómetros.

Durante este periodo también han empezado a hacer algo que antes no hacían, que es consultar por internet problemas de salud e información sobre el autocuidado. Así, ha aumentado su preocupación por la salud respiratoria, sobre todo por mantener limpias las vías respiratorias (39,3%). El hecho de que un importante porcentaje de hombres pertenezca a grupos de riesgo para la COVID 19 ha ayudado a que se preocupen más por su salud.

Así, dan importancia a posibles alergias y buscan mantener limpias las vías respiratorias. Para ello han recurrido a diferentes productos. Los aparatos más usados por los hombres han sido los sprays nasales (23,8%), los nebulizadores o aerosoles (12,1%) y las cámaras de inhalación (5,3%).

Si quieres conocer un poco mejor cómo está tu salud, te recomendamos que vayas al médico y te realices un chequeo cada cierto tiempo. Es la mejor manera de conocer que todo está en orden. En SaludOnNet contamos con especialistas que te ayudarán a sentirse más seguro.

¿Cómo actuar ante un atragantamiento?

Los síntomas de un adulto atragantándose son llevarse las manos a la garganta, toser mucho y no conseguir respirar bien. Si esto ocurre hay que intervenir inmediatamente de esta forma:

  • Invitarle a toser con fuerza.
  • Darle 5 golpes en la espalda (entre las escápulas) con la mano plana.
  • Maniobra de Heimlich: rodearle por la cintura desde detrás (como en cinturón), juntar las manos en un puño cerrado sobre el final del esternón, y apretarle hacia atrás y arriba (para hacer que exhale aire y expulse el cuerpo).

¿Qué hacer cuando un niño se atraganta?

La reacción instintiva es intentar quitar con la mano el cuerpo extraño que se ha metido en la boca. Pero es algo que hay que evitar, porque se puede conseguir el efecto contrario al buscado y en vez de sacar el objeto introducirlo más profundamente.

  • Es mejor utilizar la gravedad y poner al pequeño boca abajo, sujetándolo por el pecho, para que el cuerpo extraño caiga solo. En esta posición hay que abrirle la boca y con la otra mano golpear con fuerza su espalda unas 5 veces.
  • Si no funciona hay que girar al niño y ponerlo sobre la espalda con la cabeza más baja que el tronco y girada hacia un lado. En esta postura, con los dedos sobre el esternón, hay que realizar 5 compresiones enérgicas en el tórax.

Cualquiera de estas dos maniobras se deben repetir hasta que el cuerpo extraño sea expulsado, y permita que pase el aire o hasta que llegue la ayuda médica.

Cómo hacer una Reanimación Cardiopulmonar

Una Parada Cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, inesperada y potencialmente reversible de la respiración y la circulación espontáneas. Por ello, ocasiona pérdida de consciencia. Una Parada Cardio-Respiratoria (PCR) necesita una Reanimación Cardiopulmonar (RCP) que debe ser precoz y de alta calidad.

¿Sabrías hacer una Reanimación Cardiopulmonar en caso de necesidad?

  1. Llama al 112 para pedir ayuda. Es muy importante garantizar la seguridad del afectado y de uno mismo en todo momento.
  2. Una vez has pedido ayuda, comprueba sus signos vitales para confirmar la parada. Toma el pulso en la zona del cuello.
  3. Coloca al paciente sobre una superficie plana y sitúate a la derecha del inconsciente. Para recuperar su respiración, hay que inclinar la cabeza del afectado, levantando su barbilla.
  4. Tapa su nariz e insuflar aire en la boca. Realiza 2 insuflaciones cada 30 compresiones torácicas y repítelo durante 2 minutos.
  5. Si no existe pulso, coloca las manos en el centro del pecho y empuja hacia abajo 30 veces con una compresión torácica de 5-6 cm (Reanimación Cardiopulmonar).
  6. Repite el proceso hasta que la ayuda llegue. Comprueba sus signos vitales cada 2 minutos aproximadamente, y coloca al afectado en posición lateral de seguridad.

En la situación actual de pandemia, ante el riesgo de contagio, se puede evitar realizar la respiración boca a boca, y sólo hacer compresiones. En este caso se deben realizar entre 100 y 120 compresiones torácicas por minuto y realizarse durante 2 minutos. Si el paciente sigue sin respirar, repetiríamos las compresiones.

Además, recuerda actuar con el menor riesgo de contagio posible. Desinfecta las manos después de realizar una RCP, y ten puesta la mascarilla en todo momento.

Cada vez más se están implantando los desfibriladores en zonas públicas, lo que incrementa el índice de supervivencia. Estos desfibriladores son semiautomáticos (DESA) y la población también debe estar educada en su uso, ya que es vital el inicio de RCP precoz y la utilización de estos dispositivos para aumentar la supervivencia y reducir las secuelas.

Qué significa y causas del RDW alto o bajo en una analítica de sangre

La RDW (Red Cell Blood Distribution Width) es la amplitud de distribución eritrocitaria y sirve para valorar el tamaño de los glóbulos rojos, encargados de llevar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Gracias a este parámetro, que se obtiene mediante una analítica de sangre y está incluido en el hemograma, se observa cómo está la producción de las células sanguíneas y el estado de salud general de una persona. Se utiliza generalmente para diagnosticar la anemia , cuando el médico tiene alguna sospecha por los síntomas que presenta el paciente.

Los valores normales varían entre un 11% y un 14%.  Cuando una persona tiene un índice elevado, un RDW alto, es señal de que los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos o hematíes, presentan un tamaño superior a lo normal. Esto es causado por una destrucción de los hematíes o por una baja producción de los mismos. Cuando el nivel es inferior y el RDW es bajo no tiene un significado concreto, a no ser de que vaya acompañado de otras variables como un bajo volumen corpuscular medio (VCM).

RDW alto

Cuando los valores RDW están elevado se interpretan junto con la hemoglobina y el VCM para distinguir entre diferentes tipos de anemia. La amplitud de distribución eritrocitaria (RDW) alta se denomina anisocitosis y puede deberse a diversas causas. Las más frecuentes son:

  • Anemias carenciales. En estos casos está aumentado por encima de un 15%. Puede darse en anemias ferropénicas o cuando existe déficit de vitamina B9 y B12.
  • Talasemias. En estos casos está mínimamente elevado.
  • Anemias hiperregenerativas. Se produce por la existencia de un mayor tamaño de las formas inmaduras de los glóbulos rojos.
  • Enfermedades del hígado.
  • Personas en tratamiento de quimioterapia.

No existe un tratamiento específico que disminuya la amplitud de distribución eritrocitaria, puesto que es un parámetro secundario en la analítica de sangre.  Para bajar los niveles altos de RDW hay que tratar la enfermedad que los está produciendo.

RDW bajo

En la mayoría de los casos, una amplitud de distribución eritrocitaria (RDW) baja no tiene ningún significado clínico, es decir no está asociado a ninguna patología. Si el resto de parámetros del análisis son correctos no debe ser un signo de preocupación. No obstante, en ocasiones estos resultados se suman a otras alteraciones que aparecen en el hemograma y que pueden indicar la existencia de alguna enfermedad.

El RDW bajo se denomina Isocitosis y ocurre con la anemia que está provocada por alguna enfermedad crónica como patologí as del hígado, problemas renales, VIH, cáncer o diabetes. En estos casos, además de estar alterado el valor de RDW, también lo está el Volumen Corpuscular Medio (VCM).

Aunque la RDW es un valor que se usa sobre todo para distinguir los diferentes tipos de anemia, actualmente también se utiliza para conocer la evolución y mortalidad en pacientes que tienen insuficiencia cardíaca.