¿Por qué se produce el quiste de bartolino? ¿Cómo tratarlo?

quiste de bartolino

El quiste de bartolino es una afección molesta que puede aparecer en cualquier momento de la vida de una mujer. Es un trastorno común que afecta entre el 2 y el 5 por ciento del sexo femenino. Pero, ¿en qué consiste?, ¿cuáles son sus causas? y ¿qué puede hacerse para evitarlo?.

¿Qué es el quiste de bartolino?

Este quiste se produce en la glándula de bartolino, órgano secretor ubicado en los costados de la abertura de la vagina. Se encarga de segregar el fluido que lubrica el aparato reproductor femenino, especialmente cuando hay relaciones sexuales.

En ocasiones los conductos que llevan el fluido hacia la abertura vaginal para su lubricación pueden sufrir una pequeña obstrucción, produciendo una acumulación de este líquido y la inflamación de la glándula. Esta obstrucción origina el quiste de bartolino o bartolinitis, más frecuente en las mujeres entre los 20 y los 29 años de edad.

En la mayoría de los casos esta afección es indolora e imperceptible y su curación es espontánea. Pero hay otros en los que causa dolor y molestias. Las mujeres que lo sufren sienten incomodidad cuando mantienen relaciones sexuales, caminan, hacen ejercicio o andan en bicicleta. Cuando la molestia persiste en el tiempo es recomendable visitar un ginecólogo para evitar complicaciones como un absceso o una infección futura.

¿Por qué se produce el quiste de bartolino?

Este quiste aparece cuando el líquido lubricante se acumula en la glándula de bartolino. Existen diversos motivos que ayudan a que surja de esta afección. Los más frecuentes son:

  • El uso de ropa ajustada como pantalones y short que comprimen la zona íntima.
  • Ropa interior elaborada con tela de lycra, que también puede provocar infecciones vaginales.
  • Tomar pastillas anticonceptivas o tener colocado el DIU pueden ocasionar una obstrucción en los conductos, ya que pueden alterar la producción de flujo vaginal.
  • Predisposición genética a desarrollar este tipo de obstrucciones.
  • Problemas de estrés.
  • Tener el sistema inmune debilitado.
  • Mala higiene en la zona vaginal.

En algunos casos la presencia de bacterias como la Escherichia Coli (E. coli) ayuda en la formación del quiste de bartolino. También ocurre con enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia.

¿Cuáles son sus síntomas?

El quiste de Bartolino no suele presentar síntomas en la mayoría de los casos, pero si el quiste crece o se produce una infección, puede percibirse un nódulo o pequeña masa en la vagina. Además aparece una hinchazón de color rojizo y muy sensible al roce o al tacto. También puede surgir un fuerte dolor al sentarse, caminar o durante el acto sexual y fiebre, así como aparición de pus. 

Quiste de bartolino: tratamientos

Cuando el quiste es asintomático no requiere ningún tratamiento. Pero si hay dolor o está infectado puede aparecer un absceso. Existen diferentes formas de tratarlo. Las principales son:

  • Remedios caseros. Se limpia la zona con agua tibia y se realizan baños de asiento para inducir que el quiste se rompa. En la bañera, con agua tibia, se mantiene el área sumergida entre 10 a 15 minutos. Se recomienda repetirlo de 3 a 4 veces al día. También se pueden aplicar pomadas caseras, mezclando una cucharada de cúrcuma con aceite de coco hasta obtener una pasta, que posteriormente se coloca sobre la zona afectada. Otra opción es aplicar aceite de ricino caliente para desinflamar o aceite de castor.Si el dolor persiste se debe visitar al ginecólogo para que, en función del tamaño y estado del quiste, indique el tratamiento adecuado. En el caso de quistes infectados lo habitual es comenzar con la toma de antibióticos para tratar de eliminar la infección.
  • Drenaje quirúrgico. Esta intervención se realiza con anestesia local o sedación y consiste en realizar una pequeña incisión en el quiste, que permita drenarlo, y poner un catéter durante varias semanas para que el drenaje se complete.
  • La marsupialización es otra alternativa recomendada cuando reaparecen los quistes de bartolino. Se trata de una cirugía que se realiza con anestesia general, en la que se efectúa un pequeño corte para drenar los fluidos dentro de la glándula. Después se dan unos puntos de sutura para crear una abertura permanente y se coloca un catéter durante un tiempo, para permitir un drenaje completo.
  • Extirpación de las glándulas de bartolino, en el caso de que los quistes persistan.

No existen medidas de prevención para evitar el quiste de bartolino, pero una buena higiene disminuye considerablemente los riesgos de sufrir este incómodo padecimiento. En caso de que aparezca lo mejor es acudir a un ginecólogo especialista para que valore el caso de cada paciente. En Saludonnet contamos con los mejores especialistas sin necesidad de esperas ni seguros médicos privados.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad

1 comentario"

  • diana dice: 26 agosto, 2020

    muy médicos ustedes no deben ser porque la opación de la que hablan se realiza con sedación, no con anestesia general, que es muy diferente