¿Es normal tener flujo en el embarazo?

  • Cuando el flujo es anormal por el color, el olor o los síntomas que produce, hay que acudir al médico.
  • Una buena higiene genital, el uso de protectores y mantener la zona seca ayudan a no tener infecciones.

El aumento del flujo vaginal es muy habitual durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre de gestación. Se produce por el incremento del nivel de estrógenos en la mujer y el mayor riego sanguíneo hacia el cuello uterino y la vagina. El flujo durante el embarazo en los primeros días o semanas no debe asustar, porque en la mayoría de los casos es normal.

La leucorrea o flujo vaginal es una secreción líquida que tiene una textura relativamente gruesa y un color entre transparente, blanco y amarillo. No huele y no produce molestias. La cantidad de flujo varía de una mujer a otra, por lo que algunas tendrán mucho y otras poco. Estas secreciones son normales antes, durante y después del embarazo.

Causas del flujo en el embarazo

Existen diferentes factores que pueden estimular la aparición de flujo vaginal y su cantidad durante el embarazo. Algunas no tienen importancia y otras deben ser atendidas por un especialista. Las causas más frecuentes son:

  • Aumento del nivel de estrógenos en el cuerpo femenino. La leucorrea actúa para que el organismo mantenga su equilibrio químico y la limpieza vaginal.
  • Inflamación del área vaginal.
  • Presencia de una infección.

Tipos de flujo vaginal

Existen dos tipos de flujo vaginal: leucorrea normal y leucorrea anormal.

  • Normal: Es un flujo de color blanquecino o transparente y sin olor. Generalmente se trata de una sustancia pegajosa que tiene apariencia de moco. No produce síntomas y es totalmente normal.
  • Anormal: flujo amarillo en el embarazo, con fuerte olor desagradable o rastros de sangre que puede hacer que el flujo parezca marrón. Puede estar acompañado de picazón o sensación de ardor en la zona vaginal.

Es importante distinguir entre la secreción propia del flujo vaginal y la salida de líquido amniótico, que se produce en el final del embarazo.

Infecciones en el embarazo

Las embarazadas están más predispuestas a tener infecciones por bacterias u hongos, porque se encuentran en un estado en el que están más bajas de defensas. Cuando esto ocurre el flujo se suele volver anormal, debido a varias causas. Las principales son:

  • Presencia de una vaginosis bacteriana, que debe tratarse con antibióticos en forma de óvulos. Se trata de un tipo de inflamación vaginal que está provocada por el crecimiento excesivo de bacterias que habitualmente están en la vagina. Este hecho hace que se altere el equilibrio de esta zona íntima.
  • Candidiasis vaginal, que se produce cuando el flujo es blanco, grumoso y produce picazón o escozor. La cándida es un hongo que genera infección muchas veces durante el embarazo, por todos los cambios hormonales que hay en esa etapa. En engorroso para la mujer, pero no afecta en nada al bebé.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la Clamidia o la Tricomoniasis. Se produce cuando la secreción es espumosa, de color gris, con mal olor y la paciente tiene ardor y picazón en la zona. Son infecciones de transmisión sexual que, en función de la etapa del embarazo en la que aparezcan, pueden provocar amenaza de aborto o de parto prematuro, poniendo en peligro la vida del bebé.

El doctor Marcelo Prádenas, ginecólogo y obstetra, lo explica en su artículo Infecciones cérvico vaginales y embarazo.

Cuando el flujo tiene un aspecto anormal es importante acudir al médico para no poner en riesgo la vida del bebé. En los controles del embarazo, al principio y al final de la gestación se realiza un frotis de flujo vaginal, para comprobar que no hay infecciones.

Remedios para la leucorrea

Hay algunas recomendaciones que ayudan a que el flujo vaginal no sea tan molesto, sobre todo durante los primeros días o semanas de embarazo. Son consejos sencillos y fáciles de seguir como:

  • Tener una buena higiene genital.
  • Mantener la ropa interior lo más seca posible, cambiándola varias veces al día para que no esté húmeda. Se recomiendan mudas de algodón, para que transpiren.
  • Utilizar varios protectores diarios. Es conveniente cambiarlos cada 3 o 4 joras para que la humedad no aumente el riesgo de infecciones.
  • Evitar utilizar productos perfumados en la zona vaginal, ya que puede causar infección.
  • No automedicarse.

Preguntas frecuentes sobre el flujo vaginal en el embarazo

Muchas mujeres tienen dudas sobre cómo responde su cuerpo ante el embarazo. El flujo vaginal es uno de los temas que más preocupan A continuación respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes.

¿Es normal el flujo rosado en el embarazo?

Tener el flujo vaginal rosado durante el embarazo es algo que asusta a la mayoría de las mujeres. Pero lo cierto es que las secreciones vaginales de color rosa contienen pequeñas cantidades de sangre que se diluyen en el moco cervical. Por esta razón casi el 80% de los casos en los que esto sucede no tienen ninguna consecuencia grave y se consideran normales. Suele producirse sobre todo en el primero y último trimestre de embarazo.

No obstante, la embarazada debe consultar siempre al médico sobre cualquier cambio que experimente en el cuerpo que considere anormal. Sobre todo, debe hacerlo en los casos en los que este flujo rosado sea muy abundante o vaya acompañado de dolor de espalda o fiebre.

Las causas que provocan que el flujo sea rosado durante el embarazo son:

  • Relaciones sexuales. Es la más común.
  • Aumento de los estrógenos.
  • Implantación del óvulo fecundado en la pared uterina.
  • Expulsión del tapón mucoso, antes del parto.
  • Infecciones vaginales.

¿De qué color es el flujo vaginal si estás embarazada?

El flujo cuando una mujer está embarazada debe ser de color blanquecino o transparente; lo que hemos llamado un flujo normal. En el caso de que sea rosado o amarillento y desprenda olor se debe consultar con el médico.

Si estás embarazada y tienes abundante flujo vaginal puedes acudir a un ginecólogo para que te examine y te oriente. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte en lo que necesites, sin esperas y con total confianza.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad