Calle Hernani, 54, Madrid (Madrid), 28020

9,2 (10 valoraciones)

Ver servicio

Avenida de Guadalajara, 79, Madrid (Madrid), 28032

10 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Andrés Mellado, 69, Madrid (Madrid), 28015

9 (2 valoraciones)

Ver servicio

Calle de Tomás López, 3, Madrid (Madrid), 28009

8,9 (62 valoraciones)

Ver servicio

Calle San Isidoro de Sevilla, 15, Madrid (Madrid), 28005

8,4 (5 valoraciones)

Ver servicio

Calle Fernán Gonzalez, 41, Madrid (Madrid), 28009

8,3 (327 valoraciones)

Ver servicio

Calle O`Donnell, 49, Madrid (Madrid), 28009

8 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Francisco Remiro, 9, Madrid (Madrid), 28028

8 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Cea Bermúdez, 61, Madrid (Madrid), 28003

8 (5.604 valoraciones)

Ver servicio

Calle Jesús Aprendiz, 19, Madrid (Madrid), 28007

7,9 (88 valoraciones)

Ver servicio

Calle Téllez, 18, Madrid (Madrid), 28007

Ver servicio

Calle Francisco Navacerrada, 10, Madrid (Madrid), 28028

Ver servicio

Calle C/ SAN ANTONIO 4, 4, Madrid (Madrid), 28020

Ver servicio

Calle Ezequiel Solana, 92, Madrid (Madrid), 28017

Ver servicio

Calle CORRAL DE ALMAGUER , 13, Madrid (Madrid), 28051

Ver servicio

Calle Vía Carpetana, 137, Madrid (Madrid), 28047

10 (2 valoraciones)

Ver servicio

Calle Príncipe de Vergara, 258, Madrid (Madrid), 28016

6

Ver servicio

Calle Ocaña, 126, Madrid (Madrid), 28047

6

Ver servicio

Avenida Séptima, 48, Madrid (Madrid), 28022

Ver servicio

Avenida de Logroño, 146, Madrid (Madrid), 28042

Ver servicio

Calle San Juán de Ortega, 52, Madrid (Madrid), 28050

Ver servicio

Sesión de Fisioterapia. Tratamiento combinado intensivo

Este tratamiento intensivo de fisioterapia consta de una sesión de 50 minutos aproximadamente, en la que el profesional combina la técnica manual (masoterapia) con la electromedicina, dejando a criterio del profesional la terapia más adecuada según la patología a tratar.

La terapia manual, profunda e intensa, alivia los músculos con sobrecarga y evita la aparición de lesiones. También ayuda en la puesta a punto del paciente tras una intervención quirúrgica. Mediante presiones y fricciones, el fisioterapeuta trabaja sobre los grupos musculares afectados, ayudando a reducir el dolor, regular el tono muscular, aumentar el flujo sanguíneo y reducir el tiempo de recuperación, entre otros.

Existen diferentes máquinas de electroterapia y se usan en función de la dolencia concreta del paciente. Las más frecuentes son el láser, los ultrasonidos, la magnetoterapia, los tens y los infrarrojos.

Este tipo de tratamiento ofrece buenos resultados en pacientes intervenidos quirúrgicamente y en aquellos que tengan algún tipo de lesión o esguince, así como fracturas. También en personas con enfermedades degenerativas.