Calle Godofredo Ortega Muñoz, 62, Badajoz (Badajoz), 06011

Ver servicio

Avenida Santa Marina, 7, Badajoz (Badajoz), 06005

valoración

6 (2 valoraciones)

Ver servicio

Calle San Sisenando, Bajo 4A, Badajoz (Badajoz), 06002

valoración

10 (2 valoraciones)

Ver servicio

Avenida de Madrid, 12, Don Benito (Badajoz), 06400

valoración

9,1 (31 valoraciones)

Ver servicio

Carretera de los Santos de Maimona, s/n, Zafra (Badajoz), 06300

valoración

7,3 (24 valoraciones)

Ver servicio

Calle Santa Marina, 43, Badajoz (Badajoz), 06005

valoración

6 (1 valoración)

Ver servicio

Avenida del Perú, 25, Badajoz (Badajoz), 06011

valoración

6 (1 valoración)

Ver servicio

Plaza Alféreces Provisionales, 2, Badajoz (Badajoz), 06005

valoración

6 (1 valoración)

Ver servicio

Travesía El Prado, 25, Oliva de la Frontera (Badajoz), 06120

valoración

6 (1 valoración)

Ver servicio

Avenida San Blas, 11, Almendralejo (Badajoz), 06200

valoración

6 (1 valoración)

Ver servicio

Travesía Reina Sofia, 1, Mérida (Badajoz), 06800

Ver servicio

Consulta de podología o quiropodia en Badajoz. ¿En qué consiste?

La podología es una especialidad que se encarga de tratar los problemas de los pies y los tobillos. Una consulta de podología en Badajoz es una visita a un profesional de la salud especializado en el cuidado de los pies. En ella, el podólogo realiza un examen físico completo de los pies y los tobillos, que incluye una evaluación de la sensibilidad, la fuerza muscular y la movilidad. 

El podólogo en Badajoz examina los pies del paciente para detectar cualquier problema de salud, como infecciones, lesiones, deformidades, enfermedades de la piel, uñas encarnadas, etc. También puede considerar prescribir pruebas de diagnóstico, como radiografías, para ayudar a determinar la causa de los síntomas. 

El precio de una consulta con un podólogo puede variar dependiendo de la ubicación, la experiencia del profesional y el tipo de tratamiento que se necesite. En general, en SaludOnNet está en torno a los 20 euros. 

 

Consulta de Quiropodia en Badajoz

La quiropodia se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de los problemas de los pies, como el dolor, la deformidad y la disfunción. Los podólogos utilizan una variedad de técnicas, que incluyen la manipulación de los huesos, los músculos y los tejidos blandos de los pies. 

También pueden recetar medicamentos, ejercicios y dispositivos ortopédicos para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Asimismo, en consulta de quiropodia en Badajoz los podólogos ayudan a prevenir lesiones y problemas de los pies, aconsejando el uso de plantillas personalizadas, de un calzado adecuado y el mantenimiento de un peso saludable. 

Los podólogos en Badajoz pueden ayudar a los pacientes con problemas de salud relacionados con los pies. Se incluyen patología como la diabetes, la artritis y enfermedades de los vasos sanguíneos y de los nervios. 

En consulta, el podólogo utiliza una variedad de instrumentos para realizar los procedimientos necesarios para tratar los problemas de los pies. Estas herramientas incluyen: 

  • Alicates: aflojan y extraen los callos. 
  • Cuchillas: recortan el exceso de piel, uñas y callos.
  • Raspadores: eliminan los callos y la piel muerta. 
  • Limas: suavizan y alisan las uñas.
  • Lupas: examinan los pies con mayor detalle.
  • Lámparas de luz ultravioleta: detectan infecciones en los pies. 

 

Tratamientos en consulta de podología

El tratamiento de consulta de podología puede incluir medicamentos, terapia física, cirugía menor o una combinación de estos. Se basará en la causa de los síntomas y la edad y el estado de salud general del paciente. 

Algunos de los tratamientos que se realizan en consulta de podología en Badajoz son: 

  • Uñas: limpieza, desinfección, corte, limado y tratamiento de uñas enfermas. 
  • Callos y durezas: eliminación de callos y durezas mediante cuchillas, láser u otros aparatos.
  • Pacientes diabéticos: atención a los pies de los pacientes diabéticos para prevenir complicaciones. 
  • Dolor: tratamiento del dolor en los pies con diferentes métodos.

Además de los tratamientos médicos, los podólogos también pueden aconsejar cambios en el estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas. Esto puede incluir el uso de calzado adecuado, el mantenimiento de un peso saludable y la realización de ejercicios para fortalecer los pies y los tobillos.