Qué es y en qué consiste cirugía ortognática

  • Esta cirugía mejora la masticación, la deglución, la respiración y la apariencia facial
  • La cirugía bimaxilar y las de clase 2 y 3 son las más frecuentes
  • Esta cirugía la realiza un equipo multidisciplinar de médicos

Hay personas que presentan problemas al masticar y en la articulación temporal de la mandíbula. Les sucede al 10% de la población y suele ocurrir cuando su mandíbula es demasiado grande o muy pequeña o cuando no es simétrica, lo que hace que se desvíe hacia uno de los lados de la cara. Cuando esto sucede los dientes no ocluyen o se cierran correctamente y la cirugía ortognática es la solución.

Está cirugía está indicada cuando una persona tiene problemas funcionales o estéticos a consecuencia del tamaño de los huesos de la cara. Se realiza cuando no se puede conseguir que los dientes se alineen en su posición a través de un tratamiento de ortodoncia. Es una opción para quienes padecen apnea del sueño, tienen asimetrías faciales o la mandíbula muy avanzada o muy atrasada.

Esta intervención se realiza de forma multidisciplinar, uniendo el trabajo de cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas. Corrige quirúrgicamente el tamaño de la mandíbula y el maxilar superior, mejorando la estética de la cara y la sonrisa. Con esta cirugía se consigue colocar los dientes en la posición correcta, para que un especialista en ortodoncia los pueda tratar. Asimismo el paciente consigue masticar de forma estable y desaparecen los problemas que presentaba en las articulaciones.

Cómo se realiza esta cirugía maxilofacial

La cirugía ortognática es una intervención mayor, de ingreso hospitalario, que se realiza con anestesia general y en la que el paciente permanece ingresado unos 2 días. Consiste en la alteración de la forma y el tamaño de los huesos de la cara. Por lo general, las más habituales son aquellas que aumentan o disminuyen el tamaño de la mandíbula o el maxilar superior.

Actualmente esta cirugía se realiza, en la mayoría de los casos, con una planificación virtual 3D que la hace muy precisa. De esta forma no solo se trabaja en el plano sagital (perpendicular al suelo y en ángulo recto con los planos frontales), sino que se recuperan los planos frontal y horizontal. Gracias a esta técnica se trabaja a 360 grados, valorando las líneas medias, las asimetrías y los canteos, tanto del maxilar como de la mandíbula, y se observan las rotaciones del cráneo, el maxilar y la mandíbula. 

La cirugía maxilofacial consta de tres fases diferentes:

  • De forma previa el ortodoncista le coloca al paciente un aparato de ortodoncia, para nivelar las arcadas superior e inferior de manera separada, y así preparar los dientes para el momento de la cirugía.
  • Una vez niveladas las arcadas se realiza la planificación tridimensional, junto con el cirujano. Se lleva a cabo un escáner del cráneo (TAC) y de la fotografía del paciente. A través del ordenador se simula una cirugía virtual por ordenador, que permite posteriormente realizar la misma cirugía en el paciente.
  • Una vez obtenido el proyecto en el ordenador se obtienen las guías quirúrgicas personalizadas tridimensionales, que utilizará el cirujano en el quirófano.

La parte quirúrgica se realiza mediante osteotomía, realizando cortes en las estructuras óseas del maxilar, la mandíbula o ambos para que los huesos se muevan hacia una posición óptima, estética y funcional.

Tras la intervención el paciente ya está preparado para seguir un tratamiento ortodóncico, que suele extenderse entre 5 y 8 meses, en los que se ajustará la oclusión.

Qué clases cirugía ortognática existen

Existen diferentes tipos de cirugía ortognática, en función de la patología a tratar. Las más frecuentes son:

  • Cirugía ortognática bimaxilar. Esta intervención quirúrgica se realiza tanto en la mandíbula como en el maxilar. Lo que se pretende es colocar la mandíbula en una posición más estética y funcional, combinando la parte médica y la odontológica, para mover los dientes con la ortodoncia y mover los huesos con la cirugía maxilofacial.
  • Cirugía ortognática clase 2. La Retrognatia Mandibular o Clase 2 ocurre cuando los dos maxilares están desalineados entre sí. Generalmente el primer molar inferior es posterior al primer molar superior, lo que hace que parezca que la persona tiene una sobremordida severa. Este defecto no suele ser perceptible de frente, pero sí de perfil. Es frecuente que estos problemas de clase 2 sean hereditarios, aunque pueden agravarse por otras causas, como chuparse los dedos o tener dificultad respiratoria.
  • Cirugía ortognática clase 3. El Prognatismo Mandibular o Clase 3 ocurre cuando la mandíbula y el maxilar superior están desalineados entre sí. En estos casos la mandíbula se desarrolla demasiado, en comparación con el maxilar, lo que produce que el arco dentario inferior vaya mucho más adelante que el superior, causando una maloclusión de Clase III.

Postoperatorio y recuperación de la cirugía ortognática

La cirugía ortognática incluye una mejoría en la masticación, deglución, respiración y apariencia facial. Es un procedimiento con un postoperatorio que no es doloroso pero sí largo, ya que puede extenderse nueve meses. Al realizarse en el interior de la boca no existen cicatrices externas.  No obstante, al haber cambiado la forma y el tamaño de los huesos faciales del paciente produce una inflamación justo después de la intervención. Para bajar el edema facial se recomienda la compresión de la zona con una mentonera, aplicación de compresas frías en la zona y antiinflamatorios.

Los especialistas recomiendan fisioterapia de manera inmediata y una nutrición adecuada a las circunstancias, para que el paciente recupere su rutina diaria lo antes posible. Al principio debe alimentarse mirándose en un espejo y no usar cuchara, sino jeringas con sonda. La alimentación debe basarse en comida triturada que debe ser tomada en batidos, con un alto contenido calórico y caldos de pollo o verduras y sopas.

Para la higiene oral es importante que en la zona de los puntos no haya restos de comida. Para evitarlo el paciente tiene que realizar enjuagues con colutorio de clorhexidina tres veces al día.

Riesgos de la cirugía ortognática

Todas las intervenciones quirúrgicas tienen un riesgo mínimo. En este caso, como la cirugía se realiza con tecnología 3D se minimizan los riesgos, al planificar la cirugía con una precisión milimétrica.

Las complicaciones que pueden darse son: hemorragias, edema, dolor, náuseas o vómitos, broncoaspiración o ingreso accidental de líquidos o alimentos por las vías respiratorias, infección de la herida y formación de trombos en una vena.

Para cualquier duda relacionada con la cirugía ortognática te recomedamos que acudas a consulta con un cirujano maxilofacial. En SaludOnNet tenemos especialistas dispuestos a ayudarte.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad