¿Qué es la sífilis y cuál es su tratamiento?

  • Se contagia fundamentalmente por contacto sexual, aunque también de madre a hijo o por transfusión de sangre contaminada.
  • Una analítica de sangre puede determinar si una persona tiene sífilis.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria neurotrópica llamada Treponema Pallidum. Según señalan desde la Organización Mundial de la Salud cada año más de cinco millones y medio de personas la contraen. Se trata de una patología que, si no es tratada a tiempo, puede afectar al sistema nervioso central y otros órganos, causando graves consecuencias en el organismo. Cuando se detecta de forma temprana y se trata con antibióticos no tiene ningún efecto dañino para el cuerpo.

Transmisión de la sífilis

En el artículo Sífilis: la gran simuladora, escrito por Eduardo Contreras, Sandra Ximena Zuluaga y Vanesa Ocampo se explican las diferentes formas de contraer esta ETS.

  • Por contacto sexual, sin importar el género, tanto vaginal como oral y anal, cuando no se utiliza preservativo.
  • Por transfusión de sangre contaminada.
  • Inoculación accidental directa.
  • De madre embarazada a hijo, a través de la placenta. En estos casos puede producirse la muerte del feto en el útero materno o la adquisición del bebé de una enfermedad congénita que le afecte al corazón, el cerebro o los huesos.  Produce diferentes trastornos en el feto, sobre todo cardiacos y neurológicos.

Diferentes etapas

Esta infección se presenta en diferentes etapas y, si no se trata, puede representar un grave factor de riesgo. En ocasiones no aparecen síntomas o son tan leves que no se perciben.

  • 1ª etapa. Tiene lugar la aparición de lesiones en forma de úlceras indoloras, llamados chancros. Se localizan generalmente en los genitales externos de hombres y mujeres, pero pueden aparecer en cualquier otro lugar del cuerpo como la boca, los senos o el recto. Hay veces que están en zonas ocultas como el interior del recto o el cuello uterino y la persona que las tiene no se da cuenta. Desaparecen pasadas de 3 a 6 semanas, sin dejar huella. En esta etapa también pueden surgir ganglios inflamados, es decir pequeñas bolitas en la piel, en el cuello o en la axila.
  • 2ª etapa: Comprende desde la segunda semana a la octava, después de la aparición de las primeras úlceras. Implica la presencia de la bacteria en la sangre y el resto del cuerpo, por lo que la infección se generaliza en todo el cuerpo. En este momento el paciente presenta fiebre y lesiones múltiples en la piel, como rash cutáneo en las palmas de las manos y plantas de los pies.  Un tercio de la población que no recibe tratamiento en la primera etapa desarrolla estos síntomas de la segunda etapa. Los principales son:
    • Erupción rojiza generalizada en la piel, principalmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
    • Úlceras en la boca.
    • Dolor de cabeza y de garganta.
    • Fiebre.
    • Indigestión.
    • Dolor muscular o articular.
    • Pérdida de pelo.
    • Disminución de peso.
    • Inflamación de ganglios.

Esta etapa tiene una duración de entre 2 y 6 semanas, pero sus síntomas pueden reaparecer años después.

  • 3ª etapa. Se presenta después de la primaria o secundaria, incluso hasta 10 años después de la primaria o secundaria, si no se trató la infección. Puede generar un importante deterioro mental y cognitivo y ceguera, así como afectar a otros órganos del cuerpo como hígado, riñones, corazón, vasos sanguíneos y la médula espinal. Las afectaciones a estos órganos pueden ser irreversibles.

Diagnóstico de la sífilis

Esta infección se diagnostica con un examen físico y una analítica de sangre o de fluidos extraídos de las llagas que tenga el paciente. El examen sanguíneo puede determinar la existencia de la infección, incluso en los casos en los que no haya síntomas. Por ese motivo es muy importante que las mujeres embarazadas se realicen esta prueba.

La sífilis se puede curar en cualquier etapa. Sin embargo, los daños que genera después del estadio latente o en la neuroinfección son irreversibles.

Tratamiento de esta ETS

Cuando se detecta la enfermedad de manera temprana se trata con antibióticos y se cura. Cuando el diagnóstico se realiza en etapas más tardías un buen tratamiento puede ayudar a que el daño producido no sea tan grave.

Es importante que ambos miembros de la pareja terminen la medicación pautada antes de volver a tener relaciones sexuales. Asimismo, es conveniente que el médico les asista para confirmar que la infección ha desaparecido.  

Prevención de la sífilis

Existen diferentes formas de prevenir la sífilis. Las más importantes son:

  • Usar preservativo de látex en cada relación sexual.
  • Informar a las parejas sexuales que se tiene esta infección.
  • Abstenerse del contacto sexual hasta completar el tratamiento.

 La sífilis es más frecuente en varones (60%) que en mujeres en España, a razón de 9 hombres por cada mujer, según señalan en el artículo Sífilis, publicado por Maider Arando Lasagabaster y Luis Otero Guerra. Se trata de una infección asociada al VIH. Si crees que puedes tenerla debes acudir al médico para que te ponga tratamiento lo antes posible. Estas enfermedades de transmisión sexual las tratan los dermatólogos, expertos también en venereología. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad