Carretera La Solana, 32, Manzanares (Ciudad Real), 13200

9,3 (12 valoraciones)

Ver servicio

Calle Antonio Espín, 9, Campo de Criptana (Ciudad Real), 13610

Ver servicio

Calle Azucena, 22, Ciudad Real (Ciudad Real), 13002

10 (4 valoraciones)

Ver servicio

Calle Carcel Vieja, 10, Valdepeñas (Ciudad Real), 13300

10 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Campo, 51, Tomelloso (Ciudad Real), 13700

10 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Real , 70, Miguelturra (Ciudad Real), 13170

6

Ver servicio

Calle Juan Beata Concepción (Edificio Mallorca), 12, Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 13600

6

Ver servicio

Calle Emilio Nieto, 67, Solana (La) (Ciudad Real), 13240

Ver servicio

Calle Frailes, 5, Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), 13320

Ver servicio

Calle Ronda Eras, 106, Malagón (Ciudad Real), 13420

Ver servicio

Calle Toledo, 30, Manzanares (Ciudad Real), 13200

Ver servicio

Calle Lope de Vega, 4, Puertollano (Ciudad Real), 13500

Ver servicio

Calle jupiter, 9, Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 13600

Ver servicio

Calle Pintor Francisco Carretero, 11, Tomelloso (Ciudad Real), 13700

9,6 (11 valoraciones)

Ver servicio

Calle Toledo, 16, Ciudad Real (Ciudad Real), 13001

10 (4 valoraciones)

Ver servicio

Avenida del Carmen, 46, Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), 13670

10 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Arroyo Mina, 5, Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 13600

Ver servicio

Sesión de Rehabilitación. Tratamiento combinado intensivo

Este tratamiento intensivo de fisioterapia consta de una sesión de 50 minutos aproximadamente, en la que el profesional combina la técnica manual (masoterapia) con la electromedicina, dejando a criterio del profesional la terapia más adecuada según la patología a tratar.

La terapia manual, profunda e intensa, alivia los músculos con sobrecarga y evita la aparición de lesiones. También ayuda en la puesta a punto del paciente tras una intervención quirúrgica. Mediante presiones y fricciones, el fisioterapeuta trabaja sobre los grupos musculares afectados, ayudando a reducir el dolor, regular el tono muscular, aumentar el flujo sanguíneo y reducir el tiempo de recuperación, entre otros.

Existen diferentes máquinas de electroterapia y se usan en función de la dolencia concreta del paciente. Las más frecuentes son el láser, los ultrasonidos, la magnetoterapia, los tens y los infrarrojos.

Este tipo de tratamiento ofrece buenos resultados en pacientes intervenidos quirúrgicamente y en aquellos que tengan algún tipo de lesión o esguince, así como fracturas. También en personas con enfermedades degenerativas.