¿Por qué se quedan las manos y pies fríos?

  • Problemas circulatorios, estrés o la enfermedad de Raynaud son algunas de las causas.
  • Mantener estas zonas calientes, estar bien hidratado y evitar estados ansiosos ayuda a controlar este problema.

Tener las manos y pies fríos es normal en determinados momentos, sobre todo en invierno. Pero hay veces que es una alerta de alguna patología a tomar en cuenta como los trastornos circulatorios o neurológicos. En estos casos, además del frío, las manos y pies experimentan cambios de color en la piel, entumecimiento u hormigueo, llagas o ampollas y piel tirante o endurecida.

Principales causas

Existen diversas causas por las que las manos y los pies están fríos constantemente. Algunas tienen fácil solución y otras deben ser atendidas por especialistas médicos. Las principales son:

  • Mala circulación. La piel es el órgano más grande del cuerpo. Cuando manos y pies se quedan fríos puede ser un síntoma de mala circulación. La circulación se reduce cuando las arterias que proporcionan sangre a la piel se contraen, haciéndose más pequeñas. Esto provoca que no pase suficiente sangre para calentar el área, por lo que se queda fría.
  • Estrés. Si el sistema nervioso está excitado produce adrenalina, que es la hormona del estrés. Ante cualquier situación emocional las arterias se contraen, se reduce el flujo de sangre y se bloquea la circulación, haciendo que las extremidades se enfríen.
  • Enfermedades autoinmunes como la vasculitis. Esta patología es consiste en la inflamación de los vasos sanguíneos, en este caso de las manos y pies. En ocasiones acompaña a otras enfermedades como la fibromialgia o la artritis reumatoidea.
  • Ateroesclerosis. Se produce cuando los triglicéridos y el colesterol están elevados y hay una acumulación en las paredes de las arterias. Se forman unos depósitos denominados placas. Con el tiempo, estas placas pueden obstruir las arterias y causar problemas en todo el cuerpo. Es una causa predisponente de manos y pies fríos.
  • Algunos medicamentos para las jaquecas o migrañas.
  • Mala alimentación. Se produce por un exceso de calor en el sistema digestivo debido a una dieta inadecuada. El estómago realiza grandes esfuerzos incrementando los ácidos grasos y por ende la temperatura de esa parte del cuerpo. De esta forma se incrementa la circulación en el sistema digestivo, viéndose reducida en otras partes del cuerpo como las extremidades.
  • Neuropatía periférica diabética, producida por la diabetes de tipo II. En este caso la persona siente las manos y los pies fríos, pero cuando se tocan están calientes. Es típico de una alteración por una neuropatía periférica, diabetes o déficit de vitamina B.

Enfermedad o síndrome de Raynaud

Especial atención requiere la Enfermedad o síndrome de Raynaud. Es un síndrome de causa desconocida que provoca que las manos y los pies estén fríos y de color azulado. Esta respuesta vascular exagerada también se produce en la nariz y las orejas y se debe a un bloqueo del flujo sanguíneo. Los dedos se ponen blancos debido a la falta de circulación sanguínea; después se vuelven azules a medida que se dilatan los vasos sanguíneos, para mantener la sangre en los tejidos; finalmente se tornan rojos, a medida que la circulación se va restableciendo.

El síndrome de Raynaud secundario se asocia a enfermedades reumatológicas como la esclerosis sistémica, en la mayor parte de los casos, o la artritis reumatoide. Para evitarlo se deben tomar una serie de medidas.

  • Evitar la exposición al frío y, en caso de que no sea posible, utilizar protección como guantes, calcetines y zapatos abrigados.
  • No tomar cafeína ni medicamentos que causen vasoconstricción.
  • Huir del tabaco.

Otras causas posibles

Además de las causas anteriormente comentadas, también es importante citar algunas que tienen fácil solución y que, por lo general, suelen ser desaparecer rápido si se toman medidas. Serían:

  • Poca movilidad. Permanecer parado un periodo prolongado de tiempo disminuye la activación muscular provocando una menor circulación sanguínea.
  • Usar calzado y calcetines inadecuados durante el invierno hace que los pies pierdan calor.
  • Sudor excesivo (hiperhidrosis). El sudor frecuente, acompañado de una mala evaporación, bajará drásticamente la temperatura de los pies durante el invierno.
  • Sabañones. Es una habitual inflamación en la piel, acompañada de dolor y picor, debido al efecto repetido del frío en la circulación de los pies.

Recomendaciones para manos y pies fríos

Se pueden tomar algunas medidas para evitar que se queden frías las manos y los pies. Algunas de ellas serían:

  • Dar calor a estas partes del cuerpo realizando masajes, abrigándolo con ropa de lana, dándose baños de agua caliente y usando bolsas de agua caliente.
  • Evitar el consumo de algunos condimentos como harinas, azúcares o grasas, ya que desmineralizan sangre y tejidos.
  • Beber 2 litros de agua al día, para eliminar toxinas.
  • Hacer deporte a diario. Es menos probable que se enfríen los pies y manos ya que las arterias, venas y tejidos se nutren de energía nueva y se oxigena el cuerpo.
  • Evitar estar tensos, nerviosos o con ansiedad.

Si tienes los pies fríos de forma habitual sin estar expuesto a temperaturas muy bajas es recomendable que visites al médico para que realice un diagnóstico del problema. En SaludOnNet contamos con especialistas dispuestos a ayudarte en lo que necesites.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad