Operación de nariz ¿Rinoplastia y Rinoseptoplastia?

operacion nariz

Contenido del artículo

La nariz es una de las partes del cuerpo que más complejos provoca. Son muchas las personas a las que no les gusta la forma o la longitud que tiene la suya y creen que con una operación van a estar mucho mejor. Hay quienes eligen ponerse la nariz parecida a la de un famoso o quienes optan por corregir un defecto que tienen y que les trae de cabeza.

Tipos de operación

La operación se llama rinoplastia, y es una intervención quirúrgica que pretende modificar la nariz por motivos estéticos, ayudando también a corregir deformidades que la persona tenga de nacimiento.

Es una intervención fundamentalmente estética. Una rinoplastia puede cambiar el tamaño, el ancho, la forma, corregir el perfil, eliminar puentes o cambiar la forma de las fosas nasales, por ejemplo. Lo importante, y para ello el cirujano suele guiar al paciente, es que la nariz que se ponga no destaque demasiado con las facciones de la persona, sino que esté acorde con ellas. Vamos, que la cara de la persona quede armónica.

Pero la rinoplastia no es la única intervención que existe en la nariz. También está la rinoseptoplastia, una cirugía que se practica sobre el tabique nasal para mejorar la estética y funcionalidad de la nariz y armonizar las estructuras externas que ayudan en la ventilación nasal.

Estas operacions se pueden realizar de manera abierta o cerrada, según sean los cambios que se vayan a hacer. En el caso de la cirugía cerrada no se realizan incisiones exteriores, sino que se accede al interior de la nariz por las fosas nasales y no se dejan cicatrices visibles. Se realiza en los casos más sencillos, ya que esta técnica limita os movimientos del cirujano. En el caso de la cirugía abierta se hace una incisión en la parte central de la nariz, para que el acceso a los huesos y cartílagos sea más fácil. Se suele utilizar en los casos más complejos, cuando hay que realizar cambios sustanciales en la nariz de la persona.

Postoperatorio

Tras una intervención de este tipo se recomienda reposo y evitar cualquier actividad física durante un periodo de entre 10 y 15 días. No obstante, pasada una semana la persona puede volver al trabajo sin problema. Al principio también es importante tomar algunas precauciones a la hora de dormir (se recomienda hacerlo boca arriba) o de sonarse los mocos (es mejor no hacerlo hasta pasadas, al menos, dos semanas). Con la ayuda de la medicación prescrita por el cirujano, la hinchazón se reduce y van desapareciendo poco a poco los hematomas en la zona.

Si llevas un tiempo pensando en operarte la nariz, ha llegado el momento. No tengas miedo y ponte en las mejores manos. En SaludOnNet contamos con cirujanos que realizan tanto rinoplastias como rinoseptoplastias. Los resultados son espectaculares. 

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad

2 comentarios

  • Saludonnet dice: 17 septiembre, 2018

    Muchas gracias 🙂

  • Brianda Hurtado dice: 16 septiembre, 2018

    Por experiencia, creo que mucha gente desconoce que existan otros tipos de operaciones de nariz diferentes a la rinoplastia. Muy interesante que informéis más allá.