Diagnóstico y tratamiento del niño con TDAH

TDAH

En los últimos años es muy habitual oír hablar del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), actualmente la enfermedad mental crónica más frecuente en niños. Pero es importante diferenciarla de otros problemas médicos que pueden tener los pequeños, por lo que la visita al pediatra es vital en un primer momento, en cuanto los padres tengan alguna sospecha. Si el diagnóstico es positivo el niño debe ser atendido por un psiquiatra infantil al ser un problema clínico complejo.

El TDAH es un síndrome cognitivo conceptual heterogéneo que se diagnostica en la niñez y se caracteriza por déficit de atención asociado o no con hiperactividad e impulsividad. En el TDAH existe un trastorno en el desarrollo cerebral del sistema neurotransmisor frontobasal que provoca un déficit de noradrenalina o de dopamina. Los síntomas deben manifestarse en dos ámbitos de la vida, por lo menos, y perdurar a lo largo del tiempo.

El diagnóstico clínico se basa en la historia, la exploración física y la información obtenida de varios ámbitos de la vida del niño. Para que una persona sea diagnosticada de TDAH es imprescindible que haya tenido síntomas antes de los 7 años. No tratar un TDAH puede conllevar problemas durante toda su vida.

Impacto social  

Los niños entre 6 y 12 años con fracaso escolar o alteraciones de la conducta deben ser evaluados por el pediatra y descartar un TDAH. Los pediatras señalan que más de un 10% de los problemas observados en niños son consecuencia de un TDAH. Entre el  3 y el 6% de los escolares padece este trastorno, generando un impacto importante para el niño, la familia, la comunidad educativa y la sociedad, en general.  Se sabe que el 42% de los TDAH repite algún curso escolar, el 32% no termina el colegio y el 25% tiene un hijo antes de los 20 años.

Un niño con TDAH presenta alteraciones de:

  • atención
  • concentración
  • nivel de actividad
  • control de impulsos

En ocasiones tiene otras patologías asociadas, como problemas de aprendizaje, alteraciones de la conducta, depresión o ansiedad. El abordaje de manera conjunta entre padres y profesores juega un papel destacado.

Los síntomas van cambiando en función de los años:

  • Lactantes: se mueven constantemente, lloran mucho y comienzan a gatear y andar pronto
  • Preescolares: trepan, saltan, corren, tocan todo y están en constante movimiento
  • Edad escolar: manifiestan inatención, hace ruidos en clase, molestan, tienen una escritura descuidada y sus trabajos son sucios y desordenados. Son incapaces de hacer los deberos ellos solos
  • Adolescentes: presentan impulsividad con conductas agresivas y, en ocasiones problemas con el alcohol o las drogas

Cómo se trata el TDAH 

El tratamiento, que debe ser personalizado para cada niño, se basa en tres componentes importantes: fármacos, apoyo familiar y un programa de intervención escolar individualizado. El fármaco más utilizado es el metilfenidato, un psicoestimulante que no produce adicción y que mejora los síntomas en dos tercios de los niños que lo toman. Reduce la hiperactividad y aumenta la concentración de manera casi inmediata, mejorando por tanto el rendimiento escolar. En un principio debe ajustarse la medicación cada semana o cada 15 días. Una vez establecida, los controles deben hacerse cada 6 meses.

Si piensa que su hijo puede tener el trastorno de déficit de atención acuda al pediatra o al psiquiatra infantil para que el diagnóstico se haga lo antes posible. En SaludOnNet contamos con especialistas que le ayudarán a resolver todas sus dudas.

Servicios médicos relacionados

Servicios médicos relacionados

Servicios relacionados

Artículos relacionados

¿Te has quedado con dudas?

Pregunta a los mejores especialistas médicos

Y tú, ¿qué opinas?

Te informamos de que solo utilizaremos tus datos para enviarte las actualizaciones que se produzcan en los comentarios de post.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento de datos y portabilidad en materia de protección de datos en la dirección de correo electrónico dpo@saludonnet.com tal y como se detalla en la “Información Adicional”, que podrá ser consultada en https://www.saludonnet.com/politica-privacidad