La zona en la que estás buscando es demasiado pequeña. Prueba a ampliar el radio de búsqueda..

Si sigues sin encontrar lo que buscas, llámanos al 900 900 932 o escríbenos a info@saludonnet.com y nuestro equipo de cuadro médico te ayudará en lo que necesites.

Inseminación artificial conyugal

La inseminación artificial es un método de reproducción asistida que consiste en la colocación de una muestra de semen previamente mejorado en el interior del útero de la mujer en el momento de la ovulación.

En la inseminación artificial conyugal el semen es el de la pareja y no el de un donante. Se recomienda cuando:

  • Los espermatozoides tienen dificultades para llegar al óvulo (por impotencia, mala calidad del semen o cualquier otra causa)
  • La mujer tiene disfunciones ovulatorias
  • Hay alteraciones anatómicas y/o funcionales del cuello del útero.
  • Existe esterilidad pero no se conoce la causa. 
  • Existe alguna patología urológica.

La inseminación artificial conyugal tiene varias fases:

  1. Estimulación ovárica: se administran hormonas (FSH) para la producción de folículos. Se realizan ecografías para valorar el crecimiento de los folículos. Cuando los folículos están maduros se administra otra hormona (HCG) para la ovulación.
  2. Preparación de la muestra de semen: se realiza el mismo día en el que se va a realizar la inseminación artificial. Se separan los espermatozoides que tiene movilidad del resto (capacitación del semen)
  3. Inseminación: en la consulta, y prácticamente de manera indolora, se introducen con un catéter muy fino los espermatozoides dentro del útero.