Eliminación de ojeras

El cansancio, el estrés, la retención de líquidos y el paso del tiempo son responsables de la acentuación de las ojeras, dando a la cara un aspecto apagado. Pueden producirse por acumulación de grasa o por pigmentación de la zona y hacen que el rostro adquiera un aspecto más fatigado, quitándole luminosidad. En cualquiera de los dos casos afean la armonía facial, sumando años a la persona que las tiene.

La eliminación de ojeras por pérdida de grasa es un tratamiento que trabaja la delicada zona que se encuentra por debajo del ojo con un material compuesto por ácido hialurónico específico para esa parte del rostro. Inyectado correctamente ofrece resultados inmediatos y un aspecto más joven. El ácido hialurónico se introduce a nivel profundo, evitando así que aparezca el denomina efecto Tyndall, que consiste en una decoloración azulada en la piel que aparece pasado un tiempo de la aplicación, en el mismo área en el que se puso el hialurónico.

La eliminación de ojeras por pigmento es un tratamiento que consiste en aclarar las ojeras que han adquirido una coloración oscura, a consecuencia de una producción excesiva de melanina en la zona periorbital. Con ácido hialurónico se consigue eliminar el pigmento oscuro en la base de la ojera, con la técnica Blanching. De esta forma se logra aclarar el párpado inferior oscuro, rejuveneciendo la piel y dando a la mirada un aspecto más luminoso e hidratado.