La zona en la que estás buscando es demasiado pequeña. Prueba a ampliar el radio de búsqueda.

Si sigues sin encontrar lo que buscas, llámanos al 900 900 932 o escríbenos a soporte@saludonnet.com y nuestro equipo de cuadro médico te ayudará en lo que necesites.

Cirugía del dedo en resorte o martillo

El estado natural de los dedos es extendido, pero en ocasiones, la existencia de un Hallux Valgus o desviación ósea hace que la presión ejercida se traduzca en una curvatura de los dedos, al quedar las articulaciones flexionadas.

En el caso del dedo en martillo  la falange proximal se queda extendida y son las falanges medial y distal las que se quedan flexionadas.

Se trata de un tipo de deformidad frecuente, que sobre todo se produce en el primer o segundo dedo del pie. Es un desequilibrio que se produce entre el músculo y el tendón de los dedos del pie y que hace que se flexione el dedo.

Existen tres tipos de dedos martillos: flexibles, semirrígidos o rígidos. Cuando se trata de un dedo rígido la única solución es la intervención quirúrgica. La cirugía es sencilla y consiste en devolver al dedo a su estado normal, es decir extendido. Hay diferentes técnicas para su corrección:

  • La artroplastia es la extirpación de parte del hueso que está provocando la deformación. Permite corregir la desviación y recuperar la funcionalidad del pie
  • La artrodesis se usa para casos más graves y consiste en la fusión de la articulación para enderezar el dedo mediante un dispositivo de fijación