¿Dudas sobre el Coronavirus?

Ante la preocupación generada en torno al nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), y a la saturación de algunos centros de urgencia y hospitales públicos, la Vídeo Consulta se convierte en una alternativa rápida, segura y eficaz para contactar con un profesional médico.

Conscientes de ello, en SaludOnNet hemos mejorado nuestro servicio de Video Consulta de Medicina General, que pasará además a ser GRATUITO para ayudarte a solucionar cualquier duda relacionada con el coronavirus.

Vídeo Consulta
Más horarios

Vídeo Consulta

Hemos ampliado los horarios disponibles para atenderte a través de nuestro servicio de video consulta.

Ahora podrás contactar más rápido con uno de nuestros médicos de Medicina General para resolver cualquier duda que tengas sobre prevención, síntomas, o contagio del coronavirus.

Solo tienes que elegir el especialista, el día y la hora de la cita, y podrás realizar la video consulta cómodamente desde tu casa.

Ventajas de la Vídeo Consulta

Confianza

Seguridad

Evita contacto con otras personas

Comodidad

Rapidez

Ahorra tiempo de espera y desplazamientos a consulta

Flexibilidad

Flexibilidad

Reserva tu Vídeo Consulta en el día y hora que más te convengan

Multiplataforma

Comodidad

Los médicos podrán recetarte medicamentos, o prescribirte pruebas diagnósticas

Preguntas que están contestando nuestros médicos

  • ¿Cómo puedo saber si tengo gripe, catarro o coronavirus?

  • Estoy embarazada. ¿Puede contagiarse el feto?

  • ¿El coronavirus se puede curar solo y sin necesidad de ir al médico?

  • ¿Cómo puede afectar el coronavirus a mis hijos pequeños?

  • He pasado recientemente por un cuadro de neumonía. ¿Soy paciente de riesgo?

  • Estoy al cargo de una persona mayor. ¿Qué precauciones tengo que tomar?

Medidas de prevención contra el coronavirus

Lavarse las manos

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón desinfectante, al menos 20 segundos

Evitar contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos

Al toser y estornudar, cubrirse la boca y nariz con el codo o un pañuelo

Cocinar bien la carne y los huevos

Evitar el contacto sin protección con animales salvajes o de granja

¿Quieres compartir esta página con alguien?

Conoce más sobre el Coronavirus

¿Qué es el coronavirus COVID-19?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El SARS-CoV-2 es el coronavirus que causa la enfermedad conocida por COVID-19. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

Coronavirus

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Hay varias precauciones que puedes adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

  • Lávate las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Mantén una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre tú y cualquier persona que tosa o estornude.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Mantén una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
  • Permanece en casa si no te encuentras bien. Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca atención médica y llama con antelación. Sigue las instrucciones de las autoridades sanitarias locales. Si te resulta indispensable salir de casa o recibir una visita (por ejemplo, para conseguir alimentos), ponte una mascarilla para no infectar a otras personas.
  • Mantente informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Sigue los consejos de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local sobre la forma de protegerse a tí mismo y a los demás.
  • Consulta las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro. Si es posible, evita desplazarte a estas zonas, sobre todo si tu edad es avanzada o tienes diabetes, cardiopatías o neumopatías.
  • Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave.
Doctor

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?

No hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19.

Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?

Si no se presentan los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. Recuerda que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez y ten en cuenta también que, si no estás enfermo o no cuidas de una persona que lo esté, estás malgastando una mascarilla. Las existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días.

¿Puedo contraer el virus de la COVID-19 por contacto con mi mascota?

No. No hay datos que indiquen que los animales de compañía o mascotas como los gatos y los perros hayan sido infectados o puedan propagar el virus causante de la COVID-19.

¿Qué hacer si tienes síntomas?

Si tienes alguno de los síntomas mencionados antes, y además has estado en una zona de riesgo recientemente o en contacto con alguien que sea caso confirmado, quédate en casa y llama al teléfono de emergencias de tu comunidad:

Andalucía 955 545 060

Aragón 061

Asturias 112

Cantabria 112 y 061

C. La Mancha 900 122 112

C. Y León 900 222 000

Catalunya 061

Ceuta 900 720 692

C. Madrid 900 102 112

C. Valenciana 900 300 555

Extremadura 112

Galicia 900 400 116

I.Baleares 061

Canarias 900 112 061

La Rioja 941 298 333

Melilla 112

Murcia 900 121 212

Navarra 948 290 290

País Vasco 900 203 050

Conoce más sobre el Coronavirus

¿Qué es el coronavirus COVID-19?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El SARS-CoV-2 es el coronavirus que causa la enfermedad conocida por COVID-19. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Hay varias precauciones que puedes adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

  • Lávate las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Mantén una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre tú y cualquier persona que tosa o estornude.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • Tanto tú como las personas que te rodean debéis mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
  • Permanece en casa si no te encuentras bien. Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca atención médica y llama con antelación. Sigue las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.
  • Mantente informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Sigue los consejos de tu dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de tu empleador sobre la forma de protegerse a tí mismo y a los demás ante la COVID-19.
  • Consulta las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro (es decir, las ciudades y lugares donde la enfermedad se está propagando más extensamente). Si es posible, evita desplazarte a estas zonas, sobre todo si tu edad es avanzada o tienes diabetes, cardiopatías o neumopatías.
  • Permanece en casa si empiezas a encontrarte mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza, fiebre ligera (37,3ºC o más) y rinorrea leve, hasta que te recuperes. Si te resulta indispensable salir de casa o recibir una visita (por ejemplo, para conseguir alimentos), ponte una mascarilla para no infectar a otras personas.
  • Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llama con antelación e informa a tu dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que hayas realizado recientemente o cualquier contacto que hayas mantenido con viajeros.
Doctor

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?

Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?

No hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19.

Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?

Si no se presentan los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. Recuerda que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez y ten en cuenta también que, si no estás enfermo o no cuidas de una persona que lo esté, estás malgastando una mascarilla. Las existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días.

¿Puedo contraer el virus de la COVID-19 por contacto con mi mascota?

No. No hay datos que indiquen que los animales de compañía o mascotas como los gatos y los perros hayan sido infectados o puedan propagar el virus causante de la COVID-19.

¿Qué hacer si tienes síntomas?

Si tienes alguno de los síntomas mencionados antes, y además has estado en una zona de riesgo recientemente o en contacto con alguien que sea caso confirmado, quédate en casa y llama al teléfono de emergencias de tu comunidad

Coronavirus