Calle de San Jacinto, 87, Sevilla (Sevilla), 41010

8,5 (60 valoraciones)

Ver servicio

Calle José de la Cámara, 3, Sevilla (Sevilla), 41018

8,3 (25 valoraciones)

Ver servicio

Calle Cardenal Lluch, 36, Sevilla (Sevilla), 41005

8 (11 valoraciones)

Ver servicio

Avenida de LLanes, 2, Sevilla (Sevilla), 41008

8 (7 valoraciones)

Ver servicio

Ronda de Capuchinos, 2, Sevilla (Sevilla), 41003

7,2 (13 valoraciones)

Ver servicio

Avenida Ramón y Cajal, 6, Sevilla (Sevilla), 41018

6,9

Ver servicio

Plaza de las Cigarreras, 1, Sevilla (Sevilla), 41011

6

Ver servicio

Calle Felipe Martinez, 19, Sevilla (Sevilla), 41018

6

Ver servicio

Avenida Finlandia, 1, Sevilla (Sevilla), 41012

6 (2 valoraciones)

Ver servicio

Avenida República Argentina, 26, Sevilla (Sevilla), 41011

Ver servicio

Calle San Jacinto, 87, Sevilla (Sevilla), 41010

Ver servicio

Avenida de Hércules, 24, Sevilla (Sevilla), 41001

10 (1 valoración)

Ver servicio

Avenida Manuel Siurot, 45, Sevilla (Sevilla), 41013

10 (1 valoración)

Ver servicio

Calle Marqués de Nervión, 45, Sevilla (Sevilla), 41005

7 (4 valoraciones)

Ver servicio

Calle Virgen de Luján, 3, Sevilla (Sevilla), 41011

6,5 (4 valoraciones)

Ver servicio

Calle Progreso, 39, Sevilla (Sevilla), 41013

6 (1 valoración)

Ver servicio

Camino del silo, nave, 11, Sevilla (Sevilla), 41014

6

Ver servicio

Otros de México, 1, Sevilla (Sevilla), 41012

Ver servicio

Calle Luis Montoto, 100, Sevilla (Sevilla), 41018

7,9 (24 valoraciones)

Ver servicio

Infiltración Articular

Consiste en la introducción de un medicamento a través de una jeringuilla. Generalmente lo que se infiltra son sustancias con efecto antiinflamatorio y analgésico.

Se suele usar en procesos inflamatorios crónicos o agudos de las articulaciones, como la bursitis, la artritis o la artrosis. Sobre todo se usa en la epicondilitis del codo, en procesos inflamatorios del hombro y en enfermedades de la rodilla.

El paciente deberá comprar en la farmacia el medicamento a infiltrar, una vez que el médico le haya realizado la correspondiente receta. Posteriormente volverá a consulta para que el traumatólogo le ponga la infiltración. 

Se necesita prescripción médica para realizar la prueba. Si no la tiene le recordamos que puede adquirir primero, en este portal, una consulta con el especialista.