Eliminación de estrías

Las estrías son cicatrices cutáneas que se observan en la epidermis. Es la ruptura de la dermis, una piel rota a la que le falta colágeno y elastina que adquiere un aspecto transparente. Estas marcas visibles son finas y alargadas y se producen cuando la piel se estira de una forma brusca, como ocurre cuando hay importantes cambios de peso en poco tiempo.

Cuando se producen tienen un color rosáceo o morado, pero con el paso del tiempo se vuelven blancas o transparentes. El tratamiento de eliminación de estrías conlleva un plan bioestimulante que incluye:

  • Láser plasma. 
  • Carboxiterapia.
  • Mesoterapia con silicio orgánico y DMAE.
  • Mesoterapia con Dermapen. 
  • Mesoterapia regenerativa con factores de crecimiento: PRP.
  • Radiofrecuencia para ayuda a regenerar y reestructurar el colágeno.

El número de sesiones depende del color de las estrías. Las rosadas o más recientes responden mucho mejor al tratamiento, necesitando menos sesiones para quitarlas.

Los resultados finales se ven pasados 4 o 6 meses, tiempo en el que los fibroblastos empiezan a producir buen colágeno.