Avenida José María Richard, s/n, Oviedo (Asturias), 33193

valorarión

9,1 (7 valoraciones)

Ver servicio

Consulta de Dermatología en Oviedo

Los dermatólogos son los médicos especialistas en dermatología que se encargan del cuidado de la piel, el pelo y las uñas. Asimismo, también tratan enfermedades de transmisión sexual

En la consulta de un centro dermatológico en Oviedo el médico realiza la historia clínica del paciente, preguntando sus antecedentes personales y familiares y la medicación que toma. El examen físico es muy importante para el dermatólogo, ya que puede ver dónde se localizan las lesiones, de qué tipo son o su evolución. Estos datos le sirven para poder realizar un diagnóstico o indicar algún procedimiento. 

A la consulta de dermatología en Oviedo se debe acudir cuando presente una lesión en la piel que note extraña o diferente. Un diagnóstico precoz puede prevenir muchas enfermedades y evitar complicaciones.

Consultas dermatológicas más frecuentes

Los problemas más frecuentes por lo que se acude a consulta de dermatólogos en Oviedo son: 

  • Nevus melanocíticos. Comúnmente conocidos como lunares de la piel, pecas o manchas. Es frecuente que los pacientes acudan a consulta para revisar los lunares. El dermatólogo realiza una valoración que incluye el fototipo, si ha tenido quemaduras solares en la infancia o si tiene antecedentes en su familia de lunares problemáticos o tumores de piel. Se explora al paciente con un dermatoscopio para comprobar que todos los lunares son benignos.
  • Queratosis seborreica. Son lesiones no cancerosas de color marrón (claro u oscuro) o negro que aparecen alrededor de los 50 años y se multiplican a medida que el paciente cumple años. Se presentan con un aspecto abultado y escamoso en la cara, el cuello, el pecho o la espalda. 
  • Queratosis actínica. Son manchas escamosas en la piel que aparecen pasados los 40 años, por reiterada exposición solar. Salen en la cara, labios, orejas, cuero cabelludo o cuello. Deben tratarse para que no se convierta en un carcinoma de células escamosas. 
  • Acné. Se genera cuando los folículos se llenan de grasa o células muertas. Produce sarpullido, granos o espinillas.
  • Dermatitis. Las más comunes son la dermatitis atópica, la seborreica y la dermatitis de contacto
  • Psoriasis. Es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema inmunitario que afecta a la piel, uñas y articulaciones.

 

Cuándo acudir a la consulta de dermatología en Oviedo

Al dermatólogo se debe de acudir cuando se notan cambios en las lesiones pigmentadas. Hay lunares que siempre han sido redondos o con los bordes iguales y de repente comienzan a ser asimétricos, con variación en su color o se ulceran.  Estas lesiones se deben valorar en consulta mediante una dermatoscopia, para comprobar si esa evolución puede sugerir una lesión sospechosa o maligna que es necesario extirpar quirúrgicamente.

El dermatólogo utiliza un dermatoscopio, o microscopio de mano, para estudiar los lunares. En ocasiones puede recurrir a la epiluminiscencia, es decir el estudio de nevus o lunares con fotografías aumentadas.

 

Consulta de dermatología para niños en Oviedo

La patología más frecuente por la que acuden los menores a una clínica dermatológica en Oviedo es la dermatitis atópica. El especialista aconseja a los padres sobre el tipo de ropa que deben llevar (algodón), la higiene que deben tener y la importancia de la hidratación. Asimismo, puede indicar el uso de corticoides para paliar los síntomas, que pueden ser tópicos u orales. 

En consulta de dermatología pediátrica en Oviedo también se valoran también las lesiones pigmentadas y manchas de nacimientos.

Otra consulta frecuente son las infecciones en la infancia, ya sean por hongos, bacterias (impétigo) o virus. En este último apartado se encuentran las verrugas virales o papilomas y los moluscos infecciosos. En ambos se pueden hacer tratamientos en consulta, como la crioterapia y el curetaje.

 

Consejos para acudir al dermatólogo

Cuando se acude a una visita al dermatólogo en Oviedo el paciente debe de ir preparado y facilitar el trabajo del médico. Así, se recomienda en una primera consulta de dermatología: 

  • No usar maquillaje si se acude por un problema en la cara. 
  • No llevar geles o sprays en el pelo si se pide cita por una revisión del cabello. 

No llevar esmalte de uñas si la consulta es sobre el estado de estas.