Minilifting facial 

El minilifting facial es el procedimiento quirúrgico que busca un rejuvenecimiento facial del paciente. Consiste en estirar la piel y tensar los músculos de la cara para eliminar la flacidez. Se logra un resultado muy natural en las personas que comienzan a tener descolgamiento facial.

La intervención es superficial y se realiza en el plano subcutáneo, debajo de la piel.  El cirujano realiza incisiones cerca de la oreja y de las áreas temporal y retroauricular.

Se diferencia del lifting completo porque las incisiones que se realizan son mínimas y la piel que sobra y que se puede quitar es más limitada. Para casos de pacientes con grandes descolgamientos no se recomienda esta técnica.

Este procedimiento tiene una duración de dos horas y se realiza con anestesia local. Es una cirugía mínimamente invasiva con una rápida recuperación. A diferencia del lifting tradicional, el paciente no tiene tanta hinchazón ni presenta muchos hematomas, por lo que en pocos días puede recuperar su rutina habitual.