Spinner

Cirugía de ligamentos cruzados de rodilla por artroscopia. Ligamentoplastia

Hospital de la VOT de San Francisco

9,2 (8 valoraciones)

Calle San Bernabé, 13, Madrid (Madrid)

Registro Sanitario: CH0030

¿Quieres financiar este servicio?

Sigue cuidándote

¿Quieres acumular 90 SON Points para tus próximas compras? Saber más

La ligamentoplastia es una técnica poco agresiva que permite reparar las roturas de los ligamentos de la rodilla, generalmente el cruzado anterior y el posterior.

Consiste en la sustitución, mediante artroscopia, del ligamento que se ha lesionado por uno sano, realizado de un tendón del propio paciente o, en algunos casos, de un donante. Se puede llevar a cabo tomando el injerto del tendón rotuliano (técnica HTH Hueso- Tendón - Hueso) o de semitendinoso (parte interior de la rodilla).

La intervención, que se efectúa con anestesia local en las extremidades inferiores, se realiza a través de dos pequeñas incisiones, en las que introducen las cánulas y los instrumentos a utilizar.

Es necesaria otra incisión mayor para poder extraer la plastia HTA del propio paciente, que se preparará con las medidas exactas y se introducirá posteriormente dentro de los túneles, bloqueándose con tornillos y con la tensión adecuada.

Se lleva a cabo con la ayuda de un monitor de televisión  en el que se proyecta la imagen que transmite el artroscopio, aparato que contiene una  cámara con luz y que previamente se ha introducido por las incisiones. Se trata de un procedimiento que, al no ser muy invasivo, evita daños en los tejidos de la rodilla y reduce considerablemente los tiempos de recuperación.

Es una técnica que suele efectuarse en pacientes jóvenes que realicen  frecuentemente actividad deportiva. En personas mayores es el criterio médico el que indica cuál es la operación indicada, para dar solución al problema. 

La intervención dura alrededor de una hora y el paciente ese mismo día duerme en casa con el informe de alta y las recomendaciones que debe seguir. Generalmente a las 24 horas de la misma ya puede caminar con la ayuda de bastones. A la semana es posible que pueda doblar la rodilla y en un plazo de entre dos y cuatro semanas recuperará la movilidad completa de la zona.

No obstante, no se recomienda realizar deporte de contacto al menos durante los seis meses posteriores a la operación.

Qué incluye el servicio:

  • Primera consulta informativa para que el equipo médico resuelva tus posibles dudas sobre la intervención.
  • Consulta con el anestesista.
  • Preoperatorio (analítica de sangre y placa de tórax) y anestesia. 
  • Hospitalización y estancia del paciente en habitación hasta 2 días, si precisa, dependiendo de la evolución del postoperatorio del paciente.
  • Equipo médico y servicio de enfermería.
  • Medicación, monitorización y todo el material necesario para llevar a cabo la intervención.
  • Visitas postoperatorias hasta un mes después de la intervención.

Qué no incluye el servicio:

  • Prueba del Covid19 - PCR (si el centro la solicitara para realizar la intervención)

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al teléfono gratuito 900 900 932 (L a V, de 08:30 a 19:00h)