Spinner

Bótox facial completo (toxina botulínica)

Centro Médico Cea Bermúdez

8 (6.124 valoraciones)

Calle Cea Bermúdez, 61, Madrid (Madrid)

Registro Sanitario: CS5849

Centro Médico Cea Bermúdez es un centro multiespecialidad formado por un equipo de más de 40 especialistas de alto nivel, capaces de resolver cualquier necesidad sanitaria. Presumimos de tener los mejores profesionales, que empatizan con el paciente y consiguen que la medicina sea algo más que salud. Trabajamos con las sociedades médicas privadas más importantes del país.

¿Quieres financiar este servicio?

Sigue cuidándote

¿Quieres acumular 13 SON Points para tus próximas compras? Saber más

El signo más notorio del envejecimiento facial son las arrugas. Están producidas por factores como el sol, el paso del tiempo o los movimientos repetidos de los músculos. Asimismo con los años la gravedad hace que los tejidos se vayan descolgando y que se vean afectados el colágeno y la elastina. En la cara se marcan las líneas de expresión, aparecen pliegues o surcos, flacidez y lesiones propias del envejecimiento.

El empleo de la toxina botulínica (conocida como bótox porque fue la primera marca que se empezó a comercializar) es uno de los tratamientos estéticos de rejuvenecimiento más utilizado. Consigue producir una parálisis muscular mejorando las arrugas faciales. En España se usa generalmente para zonas del tercio superior de la cara, como las patas de gallo, la frente y el entrecejo.

A la hora de aplicarlo el especialista realiza un balance entre los músculos depresores y elevadores para que el aspecto logrado sea el mejor posible. Para ello actualmente se están usando unas dosis inferiores a las que se utilizaban hace años, sacrificando la duración del tratamiento por un rostro más natural y armónico.

Es importante elegir un buen profesional y que el paciente le trasmita sus expectativas antes de realizar el tratamiento. El médico en consulta estudia las expresiones en reposo y movimiento del paciente para conseguir un equilibrio entre la eliminación de las arrugas y la inexpresividad.

El tratamiento aislado de la frente se realiza con cuidado para que el músculo frontal pueda seguir realizando su función de elevación y no relajarlo demasiado para evitar una caída de cejas. Por este motivo las inyecciones suelen realizarse 1,5 cm por encima del reborde orbitario para evitar esta caída. 

El bótox tiene una duración variable de entre 4 y 5 meses.

Qué incluye el servicio:

  • Sesión de toxina botulínica facial (entrecejo, patas de gallo y frente). 
  • Revisión en 15 días. 

¿Necesitas ayuda?

Llámanos al teléfono gratuito 900 900 932 (L a V, de 10:00 a 18:00h)